Portuguesa | Ysneidy Molletones: «Me indignó ver a mi mamá parir en una acera»

La mujer de 41 años permanece en el hospital materno infantil de Acarigua-Araure, y podría ser dada de alta, junto a la bebé este martes 25 de mayo. Ambas se encuentran en buen estado, de acuerdo a lo informado por la mayor de sus hijas

332
Foto: referencial

Acarigua.- El cuarto hijo de Alba Ojeda nació en una acera, a las afueras del Hospital Materno Infantil «Dr. José Gregorio Hernández» de Acarigua, Portuguesa. A la mujer no le dio tiempo de ser ingresada ni siquiera a la emergencia y terminó teniendo a su niña frente a usuarios y familiares que esperaban a las puertas del centro asistencial.

Madre e hija -a quien llamaron Rusneidy Andismar- se encuentran sanas, según informó a El Pitazo, Ysneidy Molletones, la mayor de los hijos de Ojeda. Desde Perú, donde reside actualmente, la joven de 26 años, contó que se enteró de la manera cómo vino su hermanita al mundo a través del vídeo que circuló por redes y que viralizó rápidamente este domingo, 24 horas después de haber sido grabado el parto.

«Me indignó ver a mi mamá tirada en la acera y a mi hermanita nacer en estas condiciones ¿Cómo no había ni siquiera una camilla? Todo en Venezuela es tan improvisado ahora que no se le brinda la atención adecuada a una mujer pariendo», dijo la joven a través de un contacto telefónico.

LEE TAMBIÉN

Portuguesa | Mujer dio a luz en acera del Hospital Materno Infantil de Acarigua

Molletones, quien partió del país en medio de la ola migratoria, precisó que Alba Ojeda tiene 41 años de edad, y es habitante de la población de Las Majaguas, en el municipio San Rafael de Onoto, pero desde hace unas semanas se encuentra en casa de una hermana, en Quebrada de Armo, jurisdicción de Araure.

«Mi mamá se había ido a casa de mi tía porque ya estaba en las últimas semanas del parto y no quería estar lejos de los hospitales. El viernes 21 me dijo que estaba esperando, no tenía dolores ni nada y el sábado me dijeron que parió, pero nunca me imaginé que había sido de esa forma, hasta que vi el vídeo en redes sociales. Dios mío mi mamá, dije», expresó la primogénita de Ojeda.

La joven contó que el de su mamá no ha sido el único alumbramiento improvisado que ocurre en la familia. En octubre del año pasado, su tía Ana Ojeda, 45 años, dio a luz a su tercer hijo en una casa, en el barrio Campo Lindo de Acarigua, porque no la aceptaron en el hospital «JM Casal Ramos», ni en el materno infantil.

«En el hospital no la atendieron porque no había médicos, y después se fue al seguro social (el materno infantil) y de ahí la refirieron a Barquisimeto, ya eran las 7 de la noche y no había carro para sacarla para allá. Pensó más bien que podía aguantar para el otro día y terminó pariendo a Rusbeli, a las 3 de la madrugada en la casa, ayudada por otra de mis tías que con un bisturí cortó el cordón», relató la joven.

LEE TAMBIÉN

20 médicos del hospital Materno Infantil de Petare dieron positivo al COVID-19

Pese a tener más de 25 meses sin pisar Venezuela la joven dice saber las condiciones en las que se encuentra el sistema de salud pública en el país y este es uno de los motivos por la que no tiene planes de regresar pronto para estar con familia.

«En ningún hospital hay insumos y sé que muchas veces no hay personal para atender a las personas que llegan como mi mamá o con cualquier otra emergencia. Aunque todo salió bien con mi madre y mi hermana, es deprimente e indignante», sostuvo Molletones.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.