23.2 C
Caracas
domingo, 26 junio, 2022

Portuguesa | Tres comedores infantiles alivian el hambre durante pandemia

Los niños pobres de los barrios El Cambio, Santa María y La Amistad , en Guanare, reciben un almuerzo diario como gesto de solidaridad de la iglesia cristiana evangélica durante el confinamiento

-

Guanare.- Por iniciativa de iglesias cristianas evangélicas  cerca de  200  niños pobres de Guanare reciben , al menos, un almuerzo merienda  para paliar el hambre que se agudiza en sus comunidades por el confinamiento al que obliga la propagación del nuevo coronavirus.

Cecilia Oraa, promotora del comedor  Revelación de Jehová , del barrio La Amistad en la zona alta de Guanare, contó que a su emprendimiento social, en el que lleva más de cinco años de trabajo, acuden diariamente 40 niños. «Por las restricciones sanitarias de la pandemia les servimos sus almuerzos en envases para que lo lleven a casa : no hemos parado porque sabemos que el hambre acecha», dijo.

También comentó que ha tenido que reinventarse para adquirir los insumos. «Recibimos donaciones , pero sin combustible la movilidad ha sido difícil, hasta a pie hemos tenido que cargar las compras».

LEE TAMBIÉN

Mérida | En Los Curos la solidaridad se reparte en tazas de sopa

En el comedor de la Iglesia Corona de Vida, en el barrio El Cambio, se juntan cada domingo 60 niños vulnerables de la zona. Allí son atendidos una vez por semana por la maestra Maribel Alzuru, una pastora bautista que construyó un anexo para aula comedor desde hace dos años en el recinto de oración.  «Antes de la pandemia comían todos los días, pero por el COVID-19 decidimos servir almuerzo solo los domingos», destaca al significar lo difícil que resulta obrar sin transporte, sin combustible,  sin gas doméstico y con miedo al contagio. 

Abraham Rivas, pastor de la Iglesia Sin Paredes, en sector uno del barrio Santa María, dirige su programa social y lo ha denominado Semillitas. En un patio amplio da almuerzo diario a 120 niños entre 2 y 12 años desde hace 8 meses. La pandemia no ha sido obstáculo. Los feligreses colaboran con insumos, trabajo y atención en forma desmedida porque lo ven como una ofrenda a Dios.

En cada una de estas iniciativa se ve a los niños portar sus tapabocas y guardar sus normas de distancia social, igualmente a las madres elaboradoras  y promotores.

La asociación civil Creando ha seguido de cerca estos emprendimientos, con los que ha convenido programas de apoyo para formación y asistencia logística. Ya el comedor de la iglesia Corona de Vida recibió un aporte de cereales y granos y una jornada de revisión de cartillas de vacunación de los infantes, además de un programa de cine y recreación.

Igualmente, el comedor Revelación de Jehová fue participe de proyecciones  educativas y de actividades extramuros junto a los vecinos del barrio La Amistad.

Los niños del barrio Santa María almuerzan en la iglesia cristiana Sin Paredes | Foto Bianile Rivas

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a