27.2 C
Caracas
viernes, 4 diciembre, 2020

Portuguesa | Santero que abusaba de su hijastra tuvo dos niños con ella

El hombre de 56 años también violaba a su hija natural, una joven de 16 años quien denunció al Cicpc las vejaciones que sufrió los últimos tres años. El individuo, que fue detenido, amenazaba a las jóvenes y les decía que las relaciones sexuales formaban parte de un ritual de santería

-

Acarigua.- Una adolescente de 16 años que era abusada por su padre, un hombre practicante de la santería, denunció ante las autoridades que su hermana mayor, que no es hija del investigado, también era violada y que tuvo dos niños producto de los  abusos.

La aprehensión del individuo de 56 años de edad ocurrió el pasado lunes 31 de agosto en Acarigua, Portuguesa, y ya se ordenó su privativa de libertad.

Después de tres años de vejaciones, la hija del santero se atrevió a denunciar los abusos sufridos por ella y por su hermana. Según las investigaciones, el pasado lunes fue la última vez que el hombre la violó y, tras el hecho, la víctima acudió a la sede de la subdelegación Acarigua del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para contar lo sucedido.

En medio de los interrogatorios, la adolescente, hoy de 16 años, detalló que su padre la sometía y la amenazaba diciéndoles que el acto sexual era parte de un ritual de santería, religión sincretista que mezcla la creencia en los orichas o los dioses del panteón yoruba, un pueblo al suroeste de Nigeria, con los santos católicos, a la que el hombre pertenecía desde hace al menos una década, de acuerdo con lo que conoció El Pitazo.

LEE TAMBIÉN

El abuso sexual de menores se convierte en otro brote que golpea a los venezolanos

La menor de las hermanas dijo a las autoridades que la otra víctima, hijastra del detenido, tiene dos hijos pequeños con el padrastro, producto de las violaciones y actualmente presenta dos meses de embarazo, apenas con 21 años de edad.

- Advertisement -

Ninguna se había atrevido a denunciar al individuo por temor. La mayor de las víctimas era abusada por su padrastro desde los 15 años de edad.

El hombre, bajo el consentimiento de la madre de las dos jóvenes abusadas, decía que cumplía órdenes de un espíritu y que tener relaciones sexuales con las víctimas serviría para «limpiarlas».

La progenitora de 38 años de edad, aparentemente creía lo mismo, que el hombre tenía una conexión con los espíritus. Nunca denunció ni contó a nadie la pesadilla que vivían sus hijas, por lo que el mismo lunes fue también detenida por su complicidad en el hecho.

LEE TAMBIÉN

Falcón | Fiscalía priva de libertad a un hombre por abuso sexual de dos niños

La residencia de la familia, ubicada en la urbanización Gonzalo Barrios, en el sur de Acarigua, fue allanada por los pesquisas del Cicpc, y en ella encontraron altares asociados a la santería y a la palería, ambas religiones que han venido cobrando fuerza en Venezuela, pese a ser este un país regido por el catolicismo.

En la sala del hogar, había imágenes de Obatalá, Yemayá, Oshún, Oyá y Shango, Macumba, entre otros, unas son representaciones de la Santería y otras a la Paleria, según fuentes consultadas por El Pitazo.

El hombre investigado era taxista. Su esposa se dedicaba a los oficios del hogar. Ambos fueron presentados el jueves 3 de septiembre, ante el Tribunal de Control N° 4 del Segundo Circuito Judicial Penal de Portuguesa, extensión Acarigua. 

La Fiscalía Séptima del Ministerio Público, en materia de delitos contra Niños, Niñas y Adolescentes, imputó al hombre por acto carnal con víctima especialmente vulnerable, tipificado en el artículo 44, numeral 1, de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en perjuicio de una adolescente, y a la madre de las jóvenes por complicidad. 

La jueza del tribunal que lleva la causa, ordenó la privativa de libertad de ambos imputados. Por este delito, el hombre se enfrenta a una pena de entre 15 y 20 años de prisión. Aún permanece detenido en la sede del Cicpc-Acarigua.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado