Portuguesa | Pacientes de COVID-19 requieren dotación urgente de oxígeno medicinal

Ante la escasez del gas medicinal para pacientes con COVID-19 que son tratados en hogares, el gobernador Rafael Calles anunció una investigación. La recarga de un cilindro de oxígeno, si se consigue, cuesta hasta 100 dólares

98
Colas nocturnas a la espera de oxígeno medicinal en Guanare. Foto: J. Ruiz

Guanare.- La escasez de oxígeno medicinal continúa en ascenso en las localidades de los 14 municipios del estado Portuguesa. Este lunes, 21 de junio, se observaron largas colas en las sedes de las empresas de suministro en Guanare y Acarigua Araure, mientras la proveedora Oxicar alega retraso por falta de combustible.

El gobernador Rafael Calles, quien fuera aludido en las protestas durante el fin de semana por familiares de pacientes de COVID-19 en la capital de la entidad, anunció a través de su programa radial número 75, transmitido este lunes, que abrirá una investigación minuciosa y detallada sobre la escasez del gas medicinal. Instó también a la colectividad a denunciar las irregularidades en el suministro, que calificó de «bachaqueo criminal».

En Acarigua Araure, los pacientes que necesitan de oxígeno medicinal, pues son tratados en hogares, están cancelando hasta 80 dólares por cada cilindro. Igualmente, en Guanare el precio por la oferta de recarga es de entre 80 y 100 dólares.

LEE TAMBIÉN

Portuguesa | Dirigentes denuncian vacunación exprés anti-COVID-19 a miembros del Psuv

En Portuguesa no se conocen cifras oficiales de pacientes con coronavirus que son tratados en hogares. No obstante, a juzgar por las solicitudes a través de WhatsApp en cada grupo comunitario de la plataforma, hay un promedio de seis peticiones diarias de cilindros de oxígeno y manómetros, al menos en Guanare, la capital, de acuerdo con un sondeo de El Pitazo.

De acuerdo con Juana Hidalgo, paciente de COVID-19 tratada hace un mes con oxígeno en su domicilio, en Mesa de Cavacas, el gasto mayor que enfrentó fue la adquisición del gas. La recarga de cada cilindro le costó 30 dólares y las horas dedicadas en los sitios donde lo expedían para la terapia superaban las cuatro horas diarias, dada la cantidad de personas que lo requerían.

«Hoy los aumentos de casos de  COVID-19 son alarmantes y la demanda es mayor. A ello sume usted la escasez de gasolina y el mercado negro», añadió Hidalgo, cuya terapia supuso la aplicación de un cilindro grande de oxígeno portátil, con un diámetro de 10,5 cm y una altura de 65 cm (0,6 m3 de oxigeno), cada cuatro horas.

LEE TAMBIÉN

Acarigua | Familiares denuncian muerte de pacientes con COVID-19 por falta de oxígeno

El pasado 15 de junio la estatal Bus Portuguesa publicó en su cuenta de Instagram una gestión de apoyo, que brindaba al Hospital Miguel Oraá, para el traslado de las bombonas de oxígeno que deben recargarse en la empresa proveedora Oxicar, ubicada e la zona industrial de Acarigua. 

Bus Portuguesa traslada cilindros para gases medicinales en Portuguesa. Oxicar alega que no hay combustible. | Foto Bus Portuguesa

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.