26.5 C
Caracas
lunes, 24 enero, 2022

Portuguesa | Pacientes COVID-19 deben esperar un día para recargar bombonas de oxígeno

Familiares de los contagiados con el virus pandémico que son tratados en los hogares y que son beneficiados con la recarga del gas medicinal en el hospital de Acarigua-Araure piden a las autoridades que el llenado de los cilindros sea inmediato

-

Acarigua.- Hasta 24 horas tendrán que esperar los pacientes con COVID-19 que son tratados en hogares de Acarigua-Araure, en Portuguesa, por la recarga de las bombonas de oxígeno en el Hospital Dr. Jesús María Casal Ramos, centro centinela del cono norte de la región.

Francisco Petralia, familiar de dos contagiadas con el virus pandémico en la localidad, informó, este jueves 16 de diciembre a El Pitazo, que, por órdenes de la dirección del centro hospitalario, se hizo un cambio en la frecuencia de las recargas del gas medicinal, obligando a los beneficiarios del servicio a dejar los cilindros y recogerlos al siguiente día. 

Explicó que, hasta hace menos de una semana, se contaba con la colaboración de un camión de una empresa del Estado que se encargaba del traslado de los cilindros desde el hospital, donde eran entregados por los familiares hasta la planta de llenado de Oxicar. 

- Advertisement -

«Los devolvían de una vez y uno se iba tranquilo a su casa a atender a su enfermo. Pero ahora, por comentarios malintencionados que surgieron en redes sociales, cambiaron toda la logística y esto solo perjudica la salud de quienes están con el virus necesitando ese oxígeno», aseguró el denunciante.

El servicio de recarga de oxígeno del Hospital Casal Ramos es gratuito. Petralia explicó que había personas que trabajaban como «caleteros» o que cargaban las bombonas y por esto recibían una colaboración por parte de los mismos beneficiarios.

«Las autoridades deben reconocer que con una demora de un día para entregar los cilindros llenos se atenta contra la salud y la vida de los enfermos. Hay quienes tenemos dos cilindros y podemos recargar y dejar uno, pero otras familias cuentan con una sola bombona o, peor aún, tienen varios enfermos en casa que dependen del oxígeno», sostuvo.

Petralia, habitante de una urbanización de Acarigua, explicó que en su hogar los contagiados son su esposa, de 46 años, y su suegra, de 68 años. «Tengo 21 días buscando oxígeno y para las dos debo conseguir cuatro bombonas diarias. Hay que reconocer que el servicio del hospital nos ha ayudado mucho, porque en la calle cada recarga tiene un costo de 40 dólares, pero sé que pasará con este cambio que han hecho, muchos enfermos saldrán perjudicados, por eso es necesario que las autoridades recapaciten».

Diariamente, entre 20 y 25 personas acuden a este centro centinela para solicitar la recarga del gas, por el cual se exige un informe médico del paciente actualizado cada 10 días y fotocopia de la cédula de identidad de quien retira el cilindro lleno.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a