21.6 C
Caracas
jueves, 21 enero, 2021

Portuguesa | Lluvias y escasez de combustible generan retraso en la cosecha de maíz

-

Acarigua.- Las precipitaciones que en las últimas semanas han caído en la región, sumadas a la escasez de combustible que se sigue registrando, causó retrasos en las labores de cosecha de las 70.000 hectáreas de maíz que se sembraron en Portuguesa.

Hasta la primera quincena de noviembre, cuando los agricultores locales ya debían sembrar los artículos del ciclo norte verano, se había cosechado un promedio del 70% de la superficie de maíz cultivado, según cifras aportadas a El Pitazo por el presidente de Fedecámaras Portuguesa, Osman Quero Pérez.

El líder gremial y también directivo de la Asociación de Productores Agrícolas Independientes de Turén (Pai), expresó que el ciclo invierno 2020, cuando se cultivan los artículos de mayor consumo de Venezuela, como lo son el maíz y el arroz, se inició de forma accidentada, y las condiciones climáticas han tenido gran repercusión.

«Desde mayo se presentaron pocas lluvias, que por lo general son necesarias para el establecimiento de la siembra. Como resultado de eso, hubo un estrés hídrico que se ve en la producción en cosecha que ahora tenemos. Actualmente nos encontramos con el fenómeno La Niña, que, según expertos, puede extender el lapso de lluvias hasta el primer trimestre de 2021», detalló.

Los múltiples factores a los que se han enfrentado los productores de Venezuela, como las dificultades para conseguir los insumos, la variabilidad del clima y la poca movilidad a las unidades de producción por la falta de gasolina y gasoil, inciden en el atraso de casi un mes para el inicio del próximo ciclo de siembra.

«Estamos esperando terminar el tiempo de las precipitaciones, pero es muy notable que las que han caído fueron superiores a las del inicio del ciclo invierno. El clima está siendo un factor determinante en los retrasos que se tienen en la recolección de cosecha y la preparación del ciclo de siembra norte verano», agregó Quero Pérez.

- Advertisement -

El gremialista detalló que la primera quincena de noviembre es, históricamente, un período de preparación para la siembra o ya esta se ha realizado. «El verano debería empezar en el mes de octubre, por lo cual noviembre sería el segundo mes, pero esto no ha ocurrido por las lluvias que hemos tenido», apuntó.

Aun así, para el verano los productores mantienen las mismas proyecciones de siempre. «No hay ampliación de esas áreas por todas las razones que hemos expuesto. En el verano se sembrará un promedio de 45.000 hectáreas de maíz y 20.000 de ajonjolí».

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado