Portuguesa | Familiares de paciente agreden a una enfermera en hospital Casal Ramos

Por el colapso del hospital centinela de Acarigua-Araure fue imposible que admitieran a una paciente en la emergencia. Los familiares arremetieron contra la jefa del servicio de enfermería, a quien golpearon, tiraron del cabello e insultaron. El hecho fue repudiado por el gremio

532
Ana María Velásquez, presidente del Colegio de Profesionales de la Enfermería de Acarigua-Araure | Foto: Cortesía Mariangel Moro Colmenarez

Acarigua.- La falta de camas disponibles impidió la atención inmediata de una paciente que fue trasladada la noche de este jueves, 28 de octubre, a la emergencia de adultos del hospital centinela Dr. Jesús María Casal Ramos de Acarigua-Araure, en Portuguesa. La situación generó que familiares de la usuaria agredieran física y verbalmente a la jefa del servicio de enfermería, quien recibió golpes y tirones de cabello.

El hecho ocurrió cerca de las 11:00 pm. Los familiares de la enferma, una mujer de aproximadamente 52 años que presentaba la hemoglobina en 5, y tenía dos días con fiebre, vómitos y diarrea-, solicitaban su atención oportuna, pero el personal no tenía cómo cumplir con su labor por el colapso del área y la falta de camas para ingresarla. Así lo aseguró Elka Pereira, la enfermera agredida.

«La usuaria había acudido a otros centros de salud donde no la atendieron; cuando llegó aquí al hospital, los médicos le dijeron a sus familiares que podían valorarla, pero no ingresarla porque no hay camas», contó a El Pitazo la profesional de salud, a través de un contacto telefónico.

Pereira indicó que la familia de la paciente fue insistente y manifestaban, que iban referidos por una hematóloga. «Yo no podía hacer nada, lamentablemente, por ello le dije que hablaran con los médicos; quizás la podíamos atender sobre un escritorio, eso les comenté cuando me abordaron en el momento de mi recorrido por hospital, pero una mujer me jaló por el cabello, me golpeó y por supuesto me ofendieron. Me dijeron muchas obscenidades».

«Me dijeron que tenía que morir mi mamá para que yo sintiera lo que ella estaba sintiendo. Pero la realidad es que con las carencias de este hospital, nosotros estamos atados de manos. Aún así, somos agredidos y de paso acusados por los familiares», dijo Pereira.

Portuguesa | Sala COVID-19 del hospital de Acarigua tiene tomas de oxígeno dañados

La enfermera indicó que lamentablemente, cuando ocurrió la agresión no había un policía u otro funcionario para detener la acción. Está misma situación se ha repetido en otras ocasiones y pese a la denuncia de los trabajadores por el riesgo constante que corren de ser atacados; aseguran que no se les brinda el resguardo que necesitan.

A través de un vídeo divulgado la tarde del viernes 29 de octubre, Ana María Velásquez, presidente del Colegio de Profesionales de la Enfermería de Acarigua-Araure, rechazó la agresión contra su colega y recordó que las condiciones de hacinamiento y deterioro del principal hospital del cono norte de la entidad es responsabilidad de las autoridades locales, regionales y nacionales, más no del personal que «sigue prestando el servicio con los uñas».

«Tenemos un hospital totalmente destruido y colapsado. Hay un hacinamiento, no hay como hospitalizar a los pacientes porque no hay camas ni insumos y precisamente es enfermería el servicio que busca resolver estas carencias, adoptando una responsabilidad que no le corresponde, pero aún así se esfuerza por prestar el servicio», dijo la vocera.

En nombre del gremio, Velásquez hizo un llamado a la Defensora del Pueblo y al Ministerio Público para que se realicen las investigaciones pertinentes. «Justamente ante  Fiscalía entregamos una denuncia solicitando que se investigue y determinen responsabilidades por la escasez de insumos, porque se está atentando contra la vida de las personas. Con esto es el Estado y las autoridades los que no están garantizando la prestación del servicio».

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.