Portuguesa: Enfermeros afirman que nuevo salario sigue siendo de miseria

Los trabajadores de la salud rechazaron el aumento, precisando que con este nuevo sueldo no mejorará su calidad de vida. Asimismo, advirtieron de las condiciones de los centros asistenciales de la región, donde no hay ni un adhesivo en las emergencias

59
El gremio denunció que existe una desconexión entre el gobierno y la realidad laboral y hospitalaria del país. Foto: Mariangel Moro

Acarigua.-  El incremento del salario mínimo anunciado por el Gobierno de Nicolás Maduro el pasado viernes 10 de enero a través de Twitter, fue rechazado por la directiva del Colegio de Enfermería del estado Portuguesa, que advierte que el monto no mitiga el hambre ni desaparece la miseria en la que viven los trabajadores de la salud.

En rueda de prensa ofrecida este lunes 13 de enero por los representantes del gremio, afirmaron que la medida no mejorará la calidad de vida de los trabajadores, pues con el salario integral de 450.000 bolívares, apenas se alcanza cubrir los gastos de un cartón de huevo, esto según lo precisado por Heriberto Delgado, vicepresidente del Colegio de Profesionales de Enfermería.

“Una vez más nos enteramos por las redes sociales, ya que quien dice ser presidente no tuvo el coraje de anunciarlo en cadena nacional, lo que hace ver que está consciente de que ese aumento es una burla para los trabajadores que cada día llegan más a la pobreza extrema”, expresó el representa gremial. 

LEE TAMBIÉN

NUEVO SALARIO MÍNIMO EQUIVALES A $3 ESTE #10ENE

La escasez insumos médicos y las condiciones del Hospital Universitario Dr. Jesús María Casal Ramos de Acarigua-Araure también fue un tema tratado durante el encuentro con los medios, pues los trabajadores de la salud afirmaron que la situación se ha ido agravando en los últimos días. 

Melecio Díaz, enfermero del principal centro asistencial del cono norte de la entidad, manifestó que actualmente la emergencia no cuenta ni con adhesivos para realizar las curas de  las heridas de los pacientes que asisten buscando atención médica. 

“No hay solución para los pacientes, y es público y notorio la falta de asistencia del Gobierno nacional, regional y local a nuestro hospital. No hay insumos, no hay instrumentos médicos quirúrgicos, y tampoco agua, porque las bombas no funcionan, ni luz porque las lámparas se están cayendo. Los pocos que venimos a trabajar por ética profesional, pero no podemos seguir regalando nuestro trabajo. Esta profesión nos ha costado tiempo y dedicación, porque tuvimos que prepararnos para darles una buena atención a los usuarios que es pueblo como nosotros. Con ética no llenamos los estómagos”, explicó Díaz. 

El profesional de la enfermería precisó que varios servicios han dejado de funcionar en el Casal Ramos porque no existen condiciones en esas áreas, como es el caso de cuidados coronarios. “Lo poco que sirve en este hospital está llegando al fin de su vida útil, y lamentablemente los costos de una consulta a nivel privado son exorbitantes, y ningún trabajador de la salud o el venezolano de a pie tiene como de pagar 300 o 600 mil bolívares por una consulta especializada. Aquí nos enfermábamos y morimos”, agregó.

La coalición gremial aseguró que ante la desconexión que existe entre el empleador y los trabajadores, no hay otra alternativa sino seguir exigiendo un salario que sea suficiente para costar las necesidades y que vaya acorde con la realidad inflacionaria del país.

LEE TAMBIÉN

gremios y sindicatos del sector salud cuestionan aumento del salario mínimo

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 5 / 5. Votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO