Policía de Portuguesa investiga a 20 ciudadanos por protestar contra apagones

En el municipio Papelón, estos vecinos habían denunciado a la hija del alcalde Alirio Bonilla de disolver una manifestación al mando de colectivos oficialistas

171
Un agente de policía atiende a manifestantes. | Foto F. Ferrer

Guanare.- Un grupo de 20 ciudadanos del municipio Papelón, al sur del estado Portuguesa, son judicializados por la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (Diep), órgano de investigación criminal de la Policía que los fichó por protagonizar una protesta contra los apagones que sufrió la comunidad el 1° de abril.

Felix Ferrer, una de las víctimas de la persecución de la protesta ciudadana, el 24 de abril, narró que funcionarios de la Diep se presentaron en Papelón y, casa por casa, entregaron 20 boletas de citación para que los manifestantes comparecieran ante ese organismo al día siguiente.

Como las boletas no especificaban la causa ni el denunciante y en el poblado sumaban dos días más sin luz ni agua, los citados por la Diep decidieron no presentarse y buscar asesoría del Foro Penal.

Manifestantes de Papelón en protesta frente a la Alcaldía. | Foto F. Ferrer

José Torres Leal, coordinador regional de esa ONG, confirmó que la Diep adelanta una investigación contra los 20 ciudadanos, a instancias de la hija del alcalde Alirio Bonilla. Ello, denunció, viola preceptos de derechos humanos porque dicho órgano es una instancia de procedimientos policiales especiales no facultada para actuar en asuntos de índole político o comunal.

El caso es que la Diep actúa a instancias del alcalde (Psuv) Alirio Bonilla, cuya hija, Solileth Bonilla, fue denunciada por los manifestantes de haber intentado disuadir la protesta al mando de grupos parapoliciales de tendencia oficialista. Nosotros la denunciamos en el comando de policía, pero la denuncia nunca fue elevada a la Fiscalía Superior, argumentó Ferrer.

“Resulta que denunciantes pasamos a ser investigados”, dijo.

Colectivos oficialistas

El 1° de abril, a eso de las 6:00 pm, un grupo pequeño de personas comenzó un cacerolazo frente a la cancha Chicha Barreto en la calle principal de Papelón, para protestar en contra de los apagones. Pasadas dos horas, la protesta se movilizó hasta la esquina de la Ferretería “Los Andes”. Aprovecharon que allí hay una planta eléctrica y que las lámparas iluminaban la calle principal.

Al calor del cacerolazo, los manifestantes comenzaron a sentir una lluvia de piedras que venían en dirección de la casa de una tía materna de Soileth Bonilla, hija del alcalde Bonilla. El grupo violento ya había amenazado a los vecinos con que si seguían con las cacerolas no responderían.


LEE TAMBIÉN: 


EEUU LEVANTÓ SANCIONES CONTRA GENERAL VENEZOLANO

La lluvia de piedras hizo que los manifestantes salieran corriendo y se diera por concluida la protesta.

Ferrer y los demás investigados por la Diep asocian a los violentos con la hija del alcalde Bonilla “porque en el mismo día de los hechos los vieron con ella fraguando el plan de acción que emprendieron esa noche”.

Esa misma noche, los manifestantes acordaron una convocatoria mas amplia con todo el pueblo para ir a la alcaldía, durante el día, a continuar el cacerolazo pacífico. Allí, contó Ferrer, se sorprendieron al ver al mismo grupo violento que actuó la noche anterior resguardado en la sede del poder ejecutivo municipal.

Al prever un enfrentamiento fatal, la comandancia de la policía municipal pidió refuerzo al equipo antimotines del estado. También llegaron funcionarios de la Guardia Nacional

Todos estos hechos fueron denunciados por escrito ese día 2 de abril ante la comandancia de policía de Papelón con firmas de los presentes en la protesta. El Foro Penal confirma que esta denuncia jamás se remitió Ministerio Público.

Ahora, los denunciantes están investigados por una denuncia que formuló contra ellos Soliteh Bonilla, la hija del alcalde, refirió Torres Leal.

DÉJANOS TU COMENTARIO