Pasajeros en San Fernando pagan altas tarifas para llegar a sus destinos

Debido a la crisis económica venezolana, los transportistas se han visto en el deber de guardar sus vehículos, pues alegan que cuando efectúan cualquier reparación deben adquirir repuestos a precios dolarizados. Mientras tanto, los usuarios esperan entre una y dos horas en las paradas para acceder al transporte público

365
Apureños se trasladan en camiones a merced de cualquier eventualidad

San Fernando de Apure.- Ante la falta de transporte público, los apureños se ven en la obligación de caminar entre cuatro a cinco horas diarias para llegar a sus destinos.

Mientras tanto, los conductores cobran tarifas excesivas. Pese a esto, los usuarios de este servicio pagan lo que sea para trasladarse desde un lugar a otro.

El número de unidades existentes actualmente en el mercado automotor no cubre la alta demanda de pasajeros en la entidad llanera. La mayoría de las busetas y carros utilizados como taxis, denominados porpuesto y motos salieron de circulación por falta de repuestos.

Debido a la crisis económica, los conductores se han visto en el deber de guardar sus vehículos de todo tipo. Alegan que el costo de la mano de obra y los repuestos les resultan inaccesibles, pues compran a precios dolarizados las baterías y cauchos, así como las bujías, aceites y motores.

En los últimos años es común ver a ciudadanos caminar por distintas vías de comunicación del país. Lo mismo ocurre en todo el estado Apure.

Apureños caminan desde su casa hasta el trabajo porque las unidades de uso público tardan entre una a dos horas en llegar.

Tal es el caso de los vecinos de la parroquia El Recreo, entrevistados por el equipo de prensa de El Pitazo. Declaran que diariamente, debido a la escasez de transporte, caminan una hora y 14 minutos desde la parroquia El Recreo hasta San Fernando: aproximadamente 6,1 kilómetros para llegar a tiempo hasta a sus trabajos.

En Apure no existen “perreras” sino más bien “camiones”

Denominadas “perreras o camiones” representan un alto riesgo para la población llanera.

Otra de las alternativas nacidas con la llegada del gobierno de Nicolás Maduro son las llamadas “perreras”. Sin embargo, en la entidad llanera los ciudadanos manifiestan que se trasladan en “camiones” y no en “perreras”; consideran que dicha denominación primigenia es peyorativa, pero esto no impide que los mismos usuarios de los camiones se quejen del alto precio del pasaje, pues consideran que deben pagar mucho dinero por montarse en un camión en el que se encuentran desprotegidos, expuestos al sol, lluvia y peligros propios de la sociedad actual.

Grandes empresas dedicadas a prestar servicio

Wilson Gallardo, profesor universitario y dirigente político opositor, dice: “A pesar de que nuestro estado es extenso, las formas de movilidad en la entidad llanera son calamitosas. Varios municipios de Apure y Guárico deberían permanecer interconectados (San Fernando, Biruaca, Achaguas, Guayabal y Camaguán), pero debido a la fallas de transporte ello ha sido imposible durante estos años.

Wilson Gallardo, profesor universitario y dirigente político opositor, manifiesta que “el sistema de transporte público en Apure es calamitoso”.

Gallardo explica que por default económico, grandes empresas privadas dedicadas a este ramo automotor cerraron sus puertas. “El Gobierno obligó la privatización del transporte. Por ello actualmente los encargados de líneas alternativas (perreras o camiones)  no cuentan con las condiciones mínimas para trabajar a favor de la ciudadanía. En San Fernando, las líneas de Los Tamarindos “Unión Libertad” y Transporte Biruaca no contaban con suficientes unidades para satisfacer la demanda”.

Para Gallardo “las rutas extraurbanas están diezmadas y son insuficientes. La prueba más palpable es la aparición de un transporte desorganizado, como son las perreras, que no brindan seguridad a los ciudadanos, trabajan durante horarios inusuales y emprenden rutas diversas. Tampoco los entes públicos regulan la prestación de este servicio”, declara.

Los conductores prestan un mal servicio de transporte público debido al mal estado de las busetas y/o carros (obsérvese en la imagen la parte trasera del bus).

A juicio del profesor universitario, el servicio  de buses Yutong prestado por el gobierno al pueblo “resulta insuficiente, no se dan abasto. Muchas unidades están arrumadas en cementerios nacionales. Los buses no tienen repuestos ni cauchos. Los dueños no pueden hacerles mantenimiento a los vehículos por el alto costo de la vida; el dinero no alcanza”.

Muchas unidades de transporte están arrumadas en cementerios nacionales. Los buses no tienen repuestos ni cauchos.

Recuerda que un ex ministro ha sido denunciado por casos de corrupción por  la compra de buses Yutong. Además, lamenta que el primer mandatario nacional haya anunciado la instalación de una planta de fabricación de unidades de este tipo, ya que hasta la fecha “no aparecen ni los reales ni la empresa productora de automotores”.

Tarifas en aumento

Usuarios del transporte público en Apure se quejan del mal servicio de los autobuses del Gobierno. Tardan más de media hora en llegar a la parada principal, ubicada en la Plaza de los Choferes en San Fernando. Esta semana han trabajado entre tres a cuatro días ante la falta de gasoil en las estaciones de servicio.

La escasez de gasolina en estaciones de servicio paraliza el servicio de transporte público.

Los encargados de esta empresa del Estado aprueban aumentos inconsultos, denuncian los pasajeros.

El pasaje de la ruta San Fernando-Biruaca actualmente cuesta 500 bolívares soberanos en efectivo, realidad que molesta a los apureños, pues su poder adquisitivo se ve disminuido por los altos precios de los pasajes.

Usuarios del transporte público denuncian el precio del pasaje.

Otros usuarios

Yonnis Rattia dice ir desde Apurito a San Fernando sin contratiempos: “Solo debo esperar en cola media hora para trasladarme”.

Miguel Crespo asume lo difícil que le resulta trasladarse en transporte público desde la parroquia El Recreo hasta el centro de la ciudad capital.

“Cuesta agarrar transporte. Debo caminar hasta la avenida 5 de Julio para tomar un transporte, allí esperar una hora y hasta más para tomar cualquier carro que pase, camiones de esos o camionetas”, aseguró.

Margarita Acosta, usuaria del sistema de transporte público, dice que los conductores cobran precios excesivos por el servicio. Camina desde su casa hasta el trabajo porque las unidades de uso público tardan en llegar a las paradas.

Durante las horas pico las paradas se ven abarrotadas de personas por la falta de unidades de transporte público.

Destaca que ante la dificultad financiera y logística de acceder al transporte debe traerse la comida preparada desde su hogar hasta su sitio de labores con la finalidad de economizar.

“Traigo la comida por eso, porque no puedo volver si me regreso. Si pago pasaje, son dos pasajes”.

El plantón diario de los llaneros es interminable a la hora de tomar un bus, mototaxi, camión o Yutong para desplazarse hasta sus destinos.

El plantón diario de los llaneros es interminable a la hora de tomar un bus, mototaxis, camión o Yutong para desplazarse hasta sus destinos. Además, con tales cambios propios de una economía hiperinflacionaria, el pueblo ve  acabadas sus expectativas ante el alto costo de la vida en Venezuela.

DÉJANOS TU COMENTARIO