21.2 C
Caracas
sábado, 1 octubre, 2022

Párrocos de Portuguesa utilizan Redes Sociales para acercarse a su feligresía

Ante el impedimento de acudir a las ceremonias ecleciásticas propias de la Semana Mayor, por la cuarentena decretada ante el avance del COVID-19, las Diócesis de Acarigua-Araure y Guanare han tomado la iniciativa de trasmitir por distintos medios digitales el mensaje de Dios en estos duros tiempos que vive la humanidad

-

Bianile Rivas/Mariangel Moro C.

Acarigua.- Youtube, Facebook, Instagram, WhatsApp, e incluso la radio y la televisión, han sido los medios de conexión de millones de personas que en el mundo se encuentran confinadas en sus hogares ante la cuarentena por el nuevo coronavirus. Estos mismos medios están siendo utilizados por la iglesia católica para revivir con su con la feligresía la «pasión, muerte y resurrección» de Jesús.

En Portuguesa, desde comienzos de la Semana Santa, con el Domingo de Ramos, las parroquias de las Diócesis de las ciudades de Acarigua, Araure y Guanare han ideado, individualmente, la manera de mantener las actividades propias de esta tradición católica, sin que los fieles tengan que salir de sus casas e incumplir la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno Nacional.

Los párrocos han superado el miedo escénico y tenido que actualizarse en el manejo de las redes sociales para, diariamente, llevar el mensaje de Dios a través de celebración de la Eucaristía; el estudio del Evangelio; rezos del Santo Rosario, La Coronilla de la Misericordia y hasta dedicar horas de adoración al Santísimo, acompañados por los devotos, pero desde sus casas.

En entrevista para El Pitazo, Monseñor José de la Trinidad Valera Angulo, obispo de la Diócesis de Guanare, indica que todos los medios son válidos para conectarse. «Siempre y cuando haya rectitud en nuestro corazón y servicio a nuestros hermanos. Esta manera nueva de comunicarnos con el pueblo ha sido un llamado fabuloso, único, inesperado; y la respuesta de la gente es extraordinaria», dijo.

El obisto afirma que la feligresía se ha manifestado contenta y pide más presencia de la predicación en todos los medios, ya sea la radio, la televisión o los «ultramodernos», a través de la internet.

En la ciudad de Guanare, por lo menos ocho emisoras radiales están transmitiendo eucaristías y demás celebraciones religiosas. El mismo representante de la Diócesis de la ciudad capital, cada día oficia la Santa Eucaristía desde la Televisora Regional de Portuguesa (TRP).

LEE TAMBIÉN

Sacerdotes utilizan redes sociales para fortalecer la fe de la diáspora venezolana

Monseñor Valera Angulo advierte que es un campo nuevo para la iglesia católica local. «Lo llevamos con mucho cuidado para evitar el sensacionalismo, la promoción personal, y para que todo sea para la gloria de Dios, que sea Cristo el que sea predicado, conocido, llevado a las familias, a la gente enferma, a todos los que necesitan la orientación del sacerdote para transitar el camino de Jesús».

Monseñor José de la Trinidad Valera Angulo, obispo de la Diócesis de Guanare, diariamente transmite la eucaristía a través de la Televisora Regional de Portuguesa | Foto: cortesía

«Esto es inédito. Teníamos informaciones de situaciones muy duras, que se nos ha dicho que se presentan cada 100 años. Casualmente, son los medios de comunicación actuales los que han globalizado el sentir de la humanidad ante una devastación como la que se presenta llena de inseguridad, de intranquilidad, de aislamiento, de tristeza, de dolor y, sobre todo, del sentir que nuestra vida puede desaparecer en cualquier momento y de la urgencia de que tenemos que cuidarnos personalmente y cuidar la vida de nuestros semejantes», expresa en referencia a la emergencia sanitaria que se vive en el mundo por la propagación del COVID-19.

En su opinión, la situación se presenta como una oportunidad para sentir que la iglesia camina, avanza, que sabe aceptar las dificultades y las enfrenta con gallardía en procura de atender a los más necesitados. «Como obispo de Guanare puedo decirles que aquí los sacerdotes tienen plena libertad para realizar esta obra de evangelización, acompañamiento y de igualarnos con todos porque todos estamos viviendo las mismas circunstancias».

Al Internet

Sorteando las constantes fallas de electricidad e Internet, Acarigua-Araure ha dado un paso adelante. La iglesia católica en estas localidades no solo ha tenido presencia en la radio, sino también en redes sociales más interactivas.

La eucaristía del prebistero Leonel Ramírez, de la parroquia San José de Río Acarigua, en Araure, es transmitida cada día en vivo a través de la cuenta en Instagram de esta comunidad eclesiástica. Esta también ha sido la alternativa para quienes hacen vida cristiana en la iglesia La Milagrosa, ubicada en la urbanización Los Cortijos de Acarigua, que empieza a sumar suscriptores en el canal de Youtube.

«Desde la cuaresma y sabiendo que la Semana Santa sería de esta manera me he visto en la necesidad de aprender sobre las redes sociales que para mi era un mundo desconocido, pero que hoy en día ya lo manejo bien. Ya sé hacer una transmisión en vivo por Instagram y Facebook y me gusta porque la feligresía interactúa conmigo y me escribe cuando estoy en vivo y muchos siguen las transmisiones» afirma el párroco Ramírez, precisando que esta ha sido la vía para seguir cerca de su comunidad parroquial.

A la feligresía de la iglesia San José se les ha dado un material para que día a día sigan la Semana Santa en familia y, actividades que se complementan con los mensajes y reflexiones que emite el sacerdote en cada trasmisión.

«Estamos forzados por solidaridad social y resguardo a cumplir con la cuarentena y mantenernos en nuestras casas, y esto es algo muy razonable. Usar las redes para conectarnos y celebrar los santos misterios para llegar a los hogares, ha sido una medida necesaria y oportunidad, y además nos permite llegar a muchos hogares y familias» manifiesta el prebistero Wilfredo León de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Villa Araure, quien diariamente dedica dos horas al estudio del evangelio a través de una radio local.

Para los feligreses como Mariela Figueredo, quien acostumbra a participar activamente en todas las actividades religiosas de su comunidad parroquial, la iniciativa de los párrocos y los grupos de apostados ha sido una bendición al poder tener la iglesia en casa. «Ahora más que nunca necesitamos mantener la fe y la esperanza, y eso, los cristianos, lo podemos conseguir siguiendo el llamado de Dios, y utilizando los medios que se puedan».

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a