21.7 C
Caracas
miércoles, 21 octubre, 2020

Maestra que se plegó al paro en Guárico: «Regresé a clases porque una amiga me regaló los zapatos»

En un 90% se cumplieron las 48 horas del paro docente en la entidad guariqueña

-

San Juan de los Morros. Teresa Yeguez ha dedicado 23 años a la docencia en el estado Guárico. En la actualidad es maestra del preescolar Los Llaneritos en San Juan de los Morros y cuenta con indignación y gratitud, al mismo tiempo, que es por la solidaridad de una colega la razón por la cual actualmente asiste a sus labores.

«Yo trabajo gracias a una compañera que me regaló un par de zapatos, se entero que no tenía y me ayudó . Pero me da tristeza porque nunca antes había pasado por algo así», lamenta Yeguez, quien se sumó este miércoles 23 de octubre a la representación de docentes que protestó frente a la Defensoría del Pueblo de la capital llanera, donde los dirigentes gremiales entregaron un documento para denunciar las precariedades del sector educativo.

Y es que para un maestro venezolano resulta inaccesible adquirir uniformidad y calzado, cuando un sueldo mínimo (Bs. 150.000) no les permite tan si quiera alimentarse bien. «Lo que yo gano me alcanza apenas para comprar un cartón de huevos y un paquete de harina. No me queda ni para pasaje», explicó Yeguez.

Hay maestras como Cristina Ramos, que aún con pantalón roto y zapatos remendados, sigue asistiendo a clases, pero no duda en señalar las necesidades que vive a diario junto a sus compañeras.

«Vivo en el sector Camoruquito y tengo que ingeniármelas para pagar pasaje o ver como llego a la escuela. Tengo compañeras que faltan a la institución porque no tienen para comer y para el trasporte», subrayó Ramos.

- Advertisement -

Resaltó además que en ocasiones deben colaborar con algún artículo de enseñanza para la institución donde cumplen sus funciones: «Como docente no contamos con material de aula y los padres muchas veces no tienen para llevarlos. Estamos trabajando con las uñas», afirmó.

Con pancartas y consignas, educadores sanjuaneros rechazaron el incumplimiento del contrato colectivo. Foto: Pedro Izzo

Estómagos vacíos

Mileidy Ortega, maestra de un preescolar en San Juan de los Morros, consideró inaceptable que haya docentes y estudiantes compartiendo el proceso de enseñanza y aprendizaje, con los estamos vacíos.

«Hay niños que no llevan merienda y los padres no tienen ni para darles desayuno. En el comedor lo que hay es arroz y los representantes colaboran con aliños; puro arroz con aliño es la comida que les dan a los niños», detalló Ortega.

Añadió que además de ser educadores también son padres de familia y deben intentar solventar problemas de salud, alimentación y uniformidad de sus hijos, lo cual es complicado costear con «salarios de miseria».

De acuerdo con datos de Fetraenseñanza, el sector público atendió al llamado de protesta y al menos en un 90 por ciento se cumplió con el paro nacional de docentes en el estado Guárico.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado