17.8 C
Caracas
viernes, 22 enero, 2021

Pacientes renales de Portuguesa pagan el agua en dólares para recibir diálisis

En el Servicio Nefrológico de Acarigua, una de las dos unidades de diálisis que se encuentra en el cono norte de la entidad, falla el agua desde hace meses, por lo que los pacientes deben comprar camiones cisternas para cumplir con sus tratamientos

-

Acarigua.- El gasto en dólares de seis cisternas semanal está siendo costeado por los pacientes del Servicios Nefrológicos C.A (Seneca), una de las dos unidades de diálisis que se encuentra en la ciudad de Acarigua, y que atiende a enfermemos renales de todo el norte de Portuguesa sus zonas aledañas, aquellas en las que limitan con los estados Lara y Cojedes.

A los múltiples problemas que viene enfrentando esta unidad desde hace años, se ha sumado las fallas en el suministro de agua, elemento vital para el trabajo de las máquinas de hemodiálisis. En agosto de 2019, pacientes de este centro de salud dispuesto por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), denunciaron que, para ese entonces, solo estaba en funcionamiento una de las dos bombas de aguas con las que cuenta, y que esta trabajaba forzada por falta de mantenimiento.

LEE TAMBIÉN

Fallas en hospital central de Porlamar amenazan a pacientes renales

La bomba de extracción de agua se dañó un par de meses después de la denuncia, por lo que desde ese momento las diálisis y todo el mantenimiento del área dependen de camiones cisternas, pues en esta zona del centro como en muchas otras de Acarigua, el servicio de agua está suspendido desde hace meses, incluso años, situación a la que las autoridades no han dado respuesta pese a que los ciudadanos de la localidad han hecho varias protestas.

“Se requiere de un cisterna diaria; es decir, son seis semanales para poder aplicar los tratamientos. Si esos equipos se paran ahí vienen las consecuencias para el paciente, y ellas trabajan con agua, hay que garantizarla. Hay máquinas que trabajan de día cuando están atendiendo a los enfermos y en la noche el sistema se limpia”, explicó Maura Zerpa, familiar de una de las pacientes atendidas en la unidad.

LEE TAMBIÉN

Pacientes renales de Táchira no pueden dializarse por falta de gasolina

Cada paciente cancela un promedio de 20.000 a 40.000 mil diarios para cancelar lo equivalente a 10 dólares que es el valor del cisterna que acude cada día. En ocasiones auxilia la alcaldía de Páez o los bomberos, esto cuando no se logra recoger todo el dinero.

Mireya Gavidia es paciente renal. Tiene seis años recibiendo tratamiento en este centro de salud que cada día ve más deteriorado. “No todos los días tenemos para pagar lo del agua, porque nos toca cubrir otros gastos”, explicó, agregando que meses antes un ciudadano les colaboraba con su cisterna, pero el camión sufrió un desperfecto mecánico.

- Advertisement -

En el lugar, también faltan los aires acondicionados y el ascensor, que se dañaron hace más de dos y no han hecho nada por repararlos. En pleno proceso de diálisis los mismos pacientes se ventilan con cartones, y a los que tienen más suerte les refrescan los dos ventiladores que debieron buscar para poder apaciguar un poco calor.

LEE TAMBIÉN

Fallecieron más de 260 pacientes renales en el Táchira durante el 2019

Cada una de estas demandas que los pacientes enumeraron ha sido presentada ante el Seguro Social y los encargados de estos servicios; sin embargo, ningún ha sido atendida.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado