Recluso en Cicpc Guárico está en riesgo de perder la vista

Hember Flores perdió la visión de su ojo izquierdo por impactos de perdigones recibidos de un PNB, en un presunto motín en la subdelegación del Cicpc San Juan. Nueve meses después continúa preso y afectado de su ojo derecho, comentó la madre de Flores a la ONG Una Ventana a la Libertad

291
Foto: Archivo

San Juan de los Morros.- Deixic Castro, madre de Hember Miguel Flores, preso en la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en la capital de Guárico, denunció este viernes 26 de junio, las complicaciones de salud que presenta su hijo, quien ya perdió la visión de su ojo izquierdo y está afectado del ojo derecho, por lo que esta en riesgo de perder la vista por completo.

Así lo señaló la ONG defensora de reos en Venezuela, Una Ventana a la Libertad (UVL), la cual recordó que Flores, joven de 22 años, es uno de los dos reclusos que recibió impactos de perdigones a quemarropa hace más de nueve meses, por un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en un presunto motín ocurrido en la sede del Cicpc de San Juan de los Morros, el 16 de septiembre de 2019.

Castro destacó a UVL que su hijo estuvo más de 20 días en el Hospital Israel Ranuárez Balza, de la capital guariqueña, luego del motín, donde también resultó herido otro reo, Juan Aguirre, quien perdió la vista en sus dos ojos y, al parecer, recibió una medida cautelar de casa por cárcel.

LEE TAMBIÉN

MÁS DE 1.200 RECLUSOS INICIAN HUELGA DE HAMBRE EN CÁRCEL DE GUÁRICO

Flores, por su parte, luego de una intervención quirúrgica en la que extrajeron al menos 16 proyectiles de perdigones de su ojo izquierdo, volvió a la sede de la policía científica en San Juan, donde empeoró su condición de salud.

Castro recordó que a principios de año a su hijo le practicaron una tomografía y fue diagnosticado con una infección ocular. A pesar de su estado, no tiene una atención adecuada. Deixic explicó que, a diario, su hijo requiere un lavado de los ojos cada tres horas y la aplicación de unas gotas, de antibióticos y pastillas para la fiebre y el dolor, medicamentos difícil de adquirir por los elevados costos.

Traslados a cárceles de otros estados

La preocupación de la madre de Flores aumentó este jueves 25 de junio, luego de enterarse que su hijo está en una lista de traslados a la Comunidad Penitenciaria Fénix, en el estado Lara. «En otras circunstancias yo hubiese sido la más interesada que lo trasladaran a una cárcel, para que él redimiera su condena, pero así como él está no lo acepto», sostiene Castro.

Aclaró que: «Si el traslado fuera para la 26 de Julio yo lo aceptara, pero para Lara, si me cuesta sacarlo del Cicpc al hospital, imagínese por allá lejos. Además del pasaje, viajar cada 15 días y con esta situación uno no puede ni salir de aquí». Castro recuerda que los perdigones que impactaron el rostro de su hijo Hember fueron disparados por un funcionario policial que está en libertad y no ha respondido por sus actos ante los organismos de justicia.

Solicitud de medida humanitaria

Deixic Castro aún no pierde la esperanza de salvar el ojo derecho a su hijo y lucha en diferentes instancias por el bienestar de Hember. En tal sentido, a traves de su abogado, solicitó en dos oportunidades una medida humanitaria al Ministerio Público (MP); sin embargo, ambos recursos fueron negados.

Flores está sentenciado a 11 años y ocho meses de prisión por homicidio calificado con alevosía y tiene al menos dos años y cuatro meses en el Cicpc de San Juan de los Morros. «Él asumió la culpa, porque cree en la justicia venezolana», declaró Castro a Una Ventana a la Libertad.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.