27.4 C
Caracas
domingo, 21 julio, 2024

Motopiruetas | Policías causan muerte a compañero que transitaba de servicio por vía rural

El oficial de policía de la PNB Kelbin Daniel Mejías Contreras, de 21 años, murió a las 5:00 a.m. del 18 de junio, luego de dos días de agonía, por un accidente provocado por otro funcionario del mismo cuerpo policial, quien con su moto lo chocó de frente en una carretera del estado Portuguesa

-

Guanare.- La vía estaba despejada. Eran las tres de la tarde del domingo 16 de junio y no había tráfico en la vía rural que conduce a Río Anus, un poblado agrícola de la parroquia Uvencio de Antonio Velásquez, jurisdicción del municipio Sucre. 

Río Anus está ubicado en la margen izquierda de la troncal Guanare-Biscucuy, que comunica a los estados Portuguesa y Trujillo. Es una zona montañosa, húmeda y de ambiente fresco. Tiene la quietud y la soledad propias de los pueblos cafeteros. 

Confiado en esas bondades, Kelbin Daniel Mejías Contreras se desplazaba sin temor en su motocicleta, una máquina pequeña de uso personal. El joven, de 21 años, salió de su casa, luego de almorzar, a continuar labores en su puesto de comando en Biscucuy, una estación de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Ese día no pudo terminar su deber como oficial acreditado. 

Irónicamente, un policía adscrito a ese mismo cuerpo policial, practicante de motopiruetas, lo embistió mientras tres agentes más, junto a dos adolescentes del caserío vecino, hacían caballitos y grababan las maniobras. 

Los familiares de Kelbin Mejías, en la gráfica, creen que es injusto el cargo de homicidio culposo sobre el también oficial Orlando Marín, quien provocó el accidente | Foto Cortesía

“La recta de Río Anus la han tomado para acrobacias en una sola rueda. Estos mismos sujetos habitualmente andan en sus motos haciendo piruetas, exponiendo a los vecinos”, comentó un testigo del poblado Las Cruces, de donde son nativos los implicados. 

La minuta oficial de la incidencia indica que el motopiruetista trató de girar su máquina —una Bera, modelo BR150, color negro, año 2024, placas AV8V25V—, al parecer con el propósito de devolverse, pero no se percató de que detrás venía el funcionario policial, por lo que ambas máquinas chocaron de frente. Mejías Contreras quedó herido en la vía, mientras los cuatro uniformados de la PNB y los dos adolescentes huyeron.

Lugareños de Río Anus socorrieron a Mejías Contreras y lo llevaron al hospital de Biscucuy, de donde fue trasladado al hospital Dr. Miguel Oraá, de Guanare. El diagnóstico médico reveló traumatismo abdominal cerrado complicado con lesión gástrica grado III. De emergencia fue sometido a una intervención quirúrgica. 

El drama de los accidentes en moto: costos médicos van desde 130 hasta 3.035 dólares

 

Mejías Contreras murió a las 5:00 a.m. del martes 18 de junio, a la espera de un turno quirúrgico para una segunda cirugía gástrica y después de dos días de agonía. El muchacho sufrió una hemorragia por fuga de sutura y no pudo ingresar a quirófano porque el único habilitado en el hospital Miguel Oraá estaba en proceso de desinfección. Además escaseaba el bromuro de rocuronio, un coadyuvante de la anestesia usado para la relajación músculo-esquelética y la intubación branquial. 

Homicidio culposo 

El ejecutante de las motopiruetas, un joven de 22 años identificado como Orlando José Marín Toro, se presentó ante un comando de la PNB en Guanare, donde fue detenido y puesto a la orden de la Fiscalía Segunda del Ministerio Público de la misma ciudad. Los otros tres policías continúan en fuga.

El miércoles 19 de junio se realizó la audiencia de presentación ante el Tribunal Segundo con competencia municipal. La Fiscalía, a cargo de Marianny Royero, le imputó a Orlando José Marín Toro el delito de homicidio culposo. El tribunal acordó, con medida cautelar de fiadores y presentación periódica, que este se mantenga en libertad mientras concluye el período de investigación de 45 días hasta la audiencia preliminar.  

La familia de Mejías Contreras cuestionó la medida judicial por considerarla injusta. “Se está favoreciendo la impunidad. La investigación pudiera prolongarse hasta un lapso de seis meses, por cuanto Marín Toro no quedó privado de libertad”, advirtió María Alejandra Contreras, madre de la víctima. 

Los familiares de Mejías Contreras denunciaron que el expediente penal no refleja la realidad de lo acontecido. “Fue manipulado: los policías que acompañaban al acusado Marín Toro durante la práctica de motopiruetas aparecen como testigos”, dijo uno de los parientes.

“Esto debe subsanarse, ya que estos participaron directamente en el lamentable hecho donde falleció mi hijo”, informó la madre de Mejías Contreras.

Los parientes del joven fallecido solicitan al Ministerio Público esclarecer el caso. «Los agentes de la PNB que acompañaron a Marín Toro en las maniobras deben ser procesados y destituidos. Debe, asimismo, imputárseles el delito de omisión de socorro”, exige otro de los deudos a nombre del grupo familiar.

Kelbin Daniel era un joven trabajador. Se había graduado en la cohorte 2023 de la Universidad Experimental para la Seguridad y gozaba del aprecio de sus vecinos y de sus compañeros de trabajo. En ningún caso estaba haciendo motopiruetas con el grupo, como lo quieren hacer ver en el expediente judicial, alegó María Alejandra Contreras. 

Acrobacias de la muerte 

Activistas por la seguridad vial y defensores de los derechos de los peatones cuestionan que en Venezuela se haya decretado las motopiruetas como un deporte nacional. La declaratoria deportiva la formuló el gobernante Nicolás Maduro durante una exhibición de esta práctica en el Poliedro de Caracas, el pasado 8 de junio.

Las acrobacias realizadas sobre motocicletas son un símbolo de muerte en un país donde la propia legislación de tránsito terrestre las prohíbe, subrayó Juan Carlos Gudiño, de la plataforma local Unidos por la Vida. 

Como un acto de campaña electoral, dirigentes del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) promueven en Guanare una delegación para participar en el Encuentro Nacional de la Motopirueta, que se celebrará este sábado, 22 de junio, en la sede de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (Unes), en Caracas. 

Alexander Vargas, alto comisionado del Movimiento por la Paz y por la Vida, informó que en ese encuentro discutirán un documento para presentarlo en la Asamblea Nacional como una propuesta de ley de motopirueta.

La oferta electoral del Gobierno consiste en crear un registro a través del Sistema Patria para los motorizados que estén interesados en practicar la motopirueta como deporte. También se plantea un pénsum universitario para impulsar las motopiruetas para la formación integral.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a