25.2 C
Caracas
jueves, 26 mayo, 2022

Lluvias desbordan quebrada en comunidad Tierra de Dios de Guárico

-

San Juan de los Morros.- La llegada de las lluvias a la capital del estado Guárico causan preocupación en aquellos sectores donde hay una condición de riesgo latente, cercanos a ríos y quebradas.

La noche del lunes 17 de junio, fuertes precipitaciones afectaron a los habitantes de Tierra de Dios, comunidad que colinda con el recinto carcelario “26 de Julio” en San Juan de los Morros, solo los separa una quebrada que en la actualidad está cubierta por maleza y tiene un cauce muy estrecho, lo cual facilita el desbordamiento del agua.

El agua de la quebrada inunda las casas más cercanas y convierte la calle principal de la comunidad en un pantano. Foto: Pedro Izzo.

“Llovió y el agua se metió en algunas casas, la quebrada siempre crece cuando llegan las lluvias y nos afecta porque aquí tenemos niños. Somos personas de bajos recursos y nos duele perder lo poco que tenemos”, comentó María Gudiño.

Luis Díaz resaltó que desde hace más de siete años esperan la construcción de viviendas dignas a través de los programas de gobierno, pero aún no tienen respuesta.

Las casas de nosotros son con paredes y techos de zinc, por eso cuando llueve algunas se inundan y otras se mojan adentro porque los techos están dañados. En la alcaldía nos dicen que aquí no se pueden construir casas, pero eso es mentira porque nosotros tenemos tiempo viviendo aquí y a pesar de la quebrada es un terreno firme”, explicó Díaz.

Vecinos explicaron que además de inundarse las viviendas más cercanas, el desbordamiento de la quebrada también colapsó algunos pozos de aguas servidas, lo cual ocasionó olores putrefactos en la zona.

Desatención

Las necesidades abundan en Tierra de Dios, una zona que inició como invasión hace más de ocho años y luego los mismos vecinos se organizaron para establecerse con el tiempo. Sin embargo, actualmente la comunidad es una muestra de la indolencia y desatención de las autoridades del municipio Roscio Nieves, denuncian los residentes.

“Desde hace un año no viene una máquina a limpiar la quebrada y somos nosotros los que tenemos que tratar de limpiarla con escardilla y machete, pero ese monte está muy alto y hay que pasarle máquina”, aseguró José Mota.

Los vecinos pidieron a la alcaldesa del municipio Roscio Nieves, Mayerling Colmenares, la limpieza de la quebrada y la atención de los diferentes problemas que hay en Tierra de Dios.

“Aquí no hay agua por tubería. No tenemos alumbrado público. La luz y el agua la tomamos de la otra calle –sector Bella Vista-, pero no a todos les llega el agua y en ocasiones tenemos que pagar por una cisterna”, destacó una de las vecinas.

También hizo un llamado a la dirección de Salud y demás autoridades competentes para que realicen una jornada de fumigación: “Aquí hace poco le dio dengue a un niño. Yo tengo tres niñas y me preocupa ese tema porque una de ellas es alérgica. Hay muchos zancudos y tu ves a los niños con picaduras, por eso creo que entre las prioridades debe estar la salud de nuestros hijos”, resaltó.

Pobreza extrema

En Tierra de Dios hay casos de pobreza extrema como el de Francisca Yánez, una mujer de 85 años que vive en una casa de zinc en la que solo cuenta con una cama en precaria situación –cartón y colchón desgastado- y tres piedras con algo de leña que sirven de fogón para preparar su comida.

En algunas casas improvisan un fogón con piedras y leña para cocinar los alimentos. Foto: Pedro Izzo.

A veces como lo que me dan por ahí. Aquí llega la bolsa una vez al mes. Yo necesito una cama, una cocina y una lavadora, pero a mí no me alcanza con lo que cobro de la pensión ni para comprar mis pastillas de la tensión”, lamentó Yánez.


LEE TAMBIÉN: 


AN APRUEBA DESIGNAR CONTRALOR TEMPORAL Y HACER SEGUIMIENTO A AYUDA HUMANITARIA

Durante un recorrido de El Pitazo en la localidad se observó cómo algunas madres cocinan con leña y otras tienen cocina eléctrica. La falta de gas doméstico se suma a las necesidades de servicios básicos. Igual que en otros sectores de la entidad llanera, el programa de alimentación mediante los Comités locales de Abastecimiento y Producción (Clap) no cubre los requerimientos nutricionales de niños y adultos.

“Aquí hay bastantes niños y esa comida no nos alcanza. Tampoco tenemos el suficiente dinero para salir a comprar más comida, pero sí tratamos de buscar la forma de conseguir algo para que nuestros hijos coman”, comentó Luis Díaz.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a