Guárico | Trabajadores informales soportan sol y hambre ante desalojo del terminal terrestre

Madres con más de 10 años dedicadas a la venta de comida, exigen a las autoridades les permitan volver a trabajar adentro del terminal de San Juan de los Morros, para darle de comer a sus hijos

114
Desde un paredón a las afueras del terminal de San Juan de los Morros, los vendedores gritan para llamar la atención de los usuarios y ofrecer empanadas, jugos, agua, café y otros alimentos. Foto: Pedro Izzo.

San Juan de los Morros.- Al menos 100 trabajadores informales fueron desalojados del terminal de San Juan de los Morros, debido a la pandemia por COVID-19. Sin embargo, al cumplirse tres semana de la reapertura del puerto terrestre, algunos vendedores denunciaron que las autoridades no les permiten ingresar a trabajar.

Son ocho meses sin obtener los mismos ingresos para quienes decidieron soportar sol, lluvia y hambre a las afueras del terminal. Además, las ventas disminuyeron y hay madres trabajadoras, como Roxana Arreaza que hoy dejan de comer para alimentar a sus hijos.

LEE TAMBIÉN

Guárico | Conoce cuánto necesitas para viajar desde San Juan hasta Caracas

«Antes podíamos comer pollo, queso y ya no podemos comer ni frijol. Trato de rendir la bolsa (Clap) para que mis hijos puedan comer. A veces comemos arroz pelao«, cuenta Arreaza, con un nudo en la garganta y una voz quebrada.

Roxana relató que mientras sus cinco hijos se alimentan dos veces al día, ella come solo una vez en casa: «Mis hijos desayunan y cenan, pero no almuerzan; yo solo hago cena, porque paso todo el día en la calle, y si estuviera en la casa imagínate entonces cómo haría para darle de comer a mis hijos», expresó contrariada.

Asimismo, Reina García tiene 25 años como vendedora informal en los andenes del terminal de San Juan de los Morros y durante más de dos décadas no recuerda una situación similar que atente contra sus derechos laborales.

García detalló que hoy están ubicados en la parte externa del paredón que separa al terminal con una calle adyacente, desde donde deben gritar para llamar la atención de los pasajeros y no cuentan con las condiciones adecuadas para vender café, agua, pan, jugo, chucherías y otros alimentos: «Aquí afuera nos mojamos cuando llueve y nos quemamos con el sol; nosotros vendemos a precios accesibles para poder llevarnos algo de comer a la casa», apuntó.

Otra madre afectada por el impedimento de laborar en el interior del puerto terrestre de la capital guariqueña, es Jonathan Veloz, quien explicó que tiene más de 10 años vendiendo jugo, hallaquitas, empanadas y café en uno de los andenes, pero en la actualidad sus ingresos son insuficientes para adquirir los alimentos de primera necesidad.

LEE TAMBIÉN

Guárico | Paro de transporte genera aglomeración de pasajeros en terminal de San Juan

«Lo que hacemos no es ganancia, solo para la inversión y cada vez es más complicado. Ahora tenemos que decidir que compramos para comer en casa, si llevamos queso no llevamos arroz y si compramos arroz no compramos queso», contó Veloz, quien denunció el atropello de algunos funcionarios policiales que presuntamente intentaron decomisar la mercancía de los vendedores informales en el terminal.

Las madres y demás trabajadores informales extendieron el llamado a la alcaldesa Mayerling Colmenares para que autorice la reubicación de los vendedores en el interior del terminal terrestre, en un espacio bajo las medidas de bioseguridad pertinentes, situación que aseguran mejorará sus condiciones laborales.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.