Guanare continúa sin agua tras los apagones y el racionamiento de luz

meta_valus

Guanare. El sistema de bombeo del acueducto de Guanare no arranca. Hidrosportuguesa anunció que tras el apagón de este 25 de marzo se requerían 48 horas de tregua para alcanzar el nivel medio de presurización y surtir de agua a las 400 comunidades urbanas y rurales usuarias del servicio.

Pasó el lapso y la gente no ve salir agua de sus grifos. En sectores muy populoso como Mesa de Cavacas, El Cementerio, Los Proceres, Fundaguanare , Sucre, La Arenosa y Curazao, por citar sólo siete casos, no ven el líquido desde hace una semana.

El gobernador Rafael Calles informó este miércoles 27 de marzo , una vez concluido el segundo apagón de la semana, que se traladaba el generador de energía alterna de la Planta de Alimentos Balanceados para Animales ( ABA) ,ubicada en el municipio Papelón , para garantizar el arranque del sistema de bombeo de Guanare.

Pese al anuncio, la escasez de agua continúa empeora. Las comunidades han tenido que echar mano a contrataciones privadas de cisternas a costos que superan los 35 mil bolívares o a servirse de tomas improvisadas en locales o sitios con motor bombas.

Colapso en el Miguel Oraa

En los centros médico asistenciales como el Hospital Miguel Oraa la situación es crítica. Este cuenta con un tanque subterráneo que, a la fecha , está inhabilitado por la falta de una bomba hidroneumática.

Familiares almacenan agua para asear a pacientes en Hospital Miguel Oraa | Foto: Bianile Rivas

» Nos surtimos de la tubería matriz y en la zona del hospital no hay agua,» comentó un obrero de mantenimiento. Los pacientes hospitalizados hacen sus necesidades en botellas y envases plásticos que debemos botar en las áreas de estacionamiento, dijo Carmen Pereira, acompañante en la sala de emergencia de adultos.

En el piso 4 de hospitalización se observa debajo de las camas pequeños envases con agua que acarrean familiares para asear a los pacientes.

Las autoridades regionales del Ministerio de Salud no han informado de un plan de contingencia para evitar la contaminación del Miguel Oraa. El personal de enfermería alertó de la fetidez de áreas sensibles como las emergencias pediátrica y de adultos así como las de obstetricia y curas.

Queremos ver aunque sea un cisterna para paliar la falta de agua en este hospital , señaló Silvia Torrealba .

DÉJANOS TU COMENTARIO