Fundación Ayuda a Tu Prójimo es sinónimo de esperanza en Tinaquillo

169

San Carlos.- La Fundación Ayuda a Tu Prójimo, que tiene su sede en Tinaquillo, estado Cojedes, se ha convertido en un paliativo para personas que no tienen cómo costear un tratamiento médico o que no pueden comprar la comida mientras se encuentran hospitalizadas. Con dos años de existencia, esta asociación sin fines de lucro ayuda a personas necesitadas y vulnerables sin importar su sexo, raza, creencias religiosas o militancia política.

Juan Carlos Villegas, fundador, dijo que su motivación es la ayuda a las personas. “Amo a Tinaquillo y lo que pueda hacer por su gente y las familias que necesitan es poco en estos momentos de tanta desidia y de tanto sufrimiento humano”.

Agregó que la idea surgió luego de que una vecina que necesitaba un medicamento urgente y utilizara sus redes sociales para ubicarla. “En menos de dos horas conseguimos la donación y de allí nos dimos cuenta de que a través de estos medios podíamos ayudar a personas necesitadas”.

“Me hago muy cercano a la gente, a las familias, a quienes necesitan un medicamento y no tienen cómo comprarlo, por falta de dinero”, contó a El Pitazo. Aseguró que su integridad personal y su solvencia moral juegan a su favor. “Las personas me hacen llegar medicamentos que en ocasiones son costosos, porque saben que eso llegará a las manos de quienes lo necesitan”.

Muchas personas colaboran con esta noble labor. Foto: Cortesía de Juan Carlos Villegas.

Sorprendido con la solidaridad

Señaló que a pesar de que el país vive momentos difíciles las personas siempre comparten lo que tienen. “Con nosotros colaboran iglesias evangélicas como Casa de Bendición, también los pastores Danny Trejo, Alberto Carmona y Eufemo Méndez. También hay muchos comerciantes que dan su aporte”.

Indicó que hasta los buhoneros que venden aliños y verduras en la avenida Miranda de Tinaquillo también colaboran. “Esto es un trabajo que requiere de mucha constancia y paciencia, pues la gente espera la comida y la ayuda nuestra”, sostuvo.

Expresó que llevan comida en la sala de pediatría del Hospital Joquina de Rotondaro en Tinaquillo. “Para que tengan una idea, se hacen 100 arepas que necesitan cinco paquetes de harina precocida, un kilo de carne molida o un cartón de huevos. Hacemos cinco litros de tetero que llevan cereal o crema de leche y tres litros de café. Todo esto es para la cena de un día”.

Añadió que Luisa Barrios, su suegra, es una de las encargadas de elaborar los alimento junto a Adriana Flores, su esposa, y su hija Ariadna Villegas. “Siempre vienen voluntarios a colaborar con esta noble causa. Esto lo hacemos con mucho amor y cariño. Los productos que utilizamos son de excelente calidad, porque soy del que creo que si vas a ayudar, hazlo de corazón y sin egoísmo”.

Mencionó que no solo atienden a pacientes y familiares, sino que también a personal médico y de enfermería que muchas veces pasan situaciones muy duras en sus hogares y aun así van a trabajar.

Admitió que aunque se ha escaseado la comida siempre buscan la forma de ayudar y no dejar solos a quienes lo necesitan. “Mientras Dios me dé las fuerzas voy a seguir en esta labor de amor al prójimo”.

A Juan Carlos Villegas se le puede localizar a través de su cuenta en Facebook, que tiene su mismo nombre.

La preparación de los alimentos las hace su familia y voluntarios que se suman a la labor. Foto: Cortesía de Juan Carlos Villegas.
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.