Fe y bendición de las palmas reinaron en Domingo de Ramos en los Llanos

144

Guanare.- La Semana Santa se inicia con una fecha especial con el Domingo de Ramos, aquel en el que los cristianos conmemoran la entrada triunfal de Jesús de Nazaret en Jerusalén, aclamado por la multitud, días antes de su pasión, muerte y resurrección, según narran los cuatro evangelios canónicos.

LEE TAMBIÉN: 

Palmeros de Chacao realizaron su tradicional bajada de la palma

En la región de los Llanos, los feligreses católicos salieron este Domingo de Ramos a manifestar su fe a y renovar los encuentros familiares. Las diócesis de los estados Guárico, Apure y Portuguesa organizaron hasta cinco misas por día para atender la bendición de las palmas, una versión criolla de la bendición de los olivos.

De acuerdo con las reseñas históricas, una rama de olivo es un símbolo mundial de la paz. Uno de los sacerdotes recordó en su homilía de hoy que «la rama de olivo era el símbolo de la paz y se usaba como una oferta de paz a ejércitos enemigos. Los que eran vencidos y pedían paz cargaban ramas de olivo en sus manos».

Cantos y alabanzas 

En Cojedes salieron a bendecir las palmas con una procesión que recorrió las principales calles adyacentes a la iglesia Santo Domingo de Guzmán en San Carlos, estado Cojedes. Cantos, alabanzas y mucha fe fue parte de lo que se vivió durante el recorrido. Hernán Rodríguez, párroco de esa iglesia, invitó a la feligresía a vivir la Semana Santa en el amor de Cristo. Pidió a los católicos orar y pedir por la paz en el país. 

Insistió en que el verdadero cristiano debe cumplir los mandamientos como lo enseñó el maestro Jesús, que es amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. «Pido especial atención por los enfermos y los que sufren», indicó el párroco.

La procesión llega a la iglesia Santo Domingo, ubicada en San Carlos. Foto: Alexander Olvera.

Ramos de fe 

Domingo de Ramos fue un día de reencuentro con la fe en todo Guárico. Rosario Gómez es una de los centenares de creyentes católicos que este domingo 14 de abril asistió a la bendición de palmas en la iglesia San Juan Bautista de San Juan de Los Morros .

Gómez explicó qua cada año acude a esta ceremonia eucarística para cumplir con una vieja costumbre heredada de sus abuelos. «Yo hago crucecitas de palmas benditas y las coloco detrás de las puertas para la protección del hogar y la familia. Es una tradición que me enseñó mi abuela hace muchos años», comenta Gómez, quien agrega que también utiliza la cruz de palma debajo de las almohadas para alejar las perturbaciones en horas de descanso.

Con fervor en la Semana Mayor, Gómez rescata el mensaje de monseñor Raúl Ascanio en misa: «con el poder de la fe en Cristo, estos días son momentos para reflexionar, para la reconciliación, la unión y el amor al prójimo como a ti mismo».

Algunos abuelos enseñaron a sus nietos a elaborar la cruz de palma bendita. Otros feligreses elevaron plegarias frente a las imágenes de El Nazareno, Virgen La Milagrosa y el Santo Sepulcro, entre otros.

Un abuelo enseña a una niña a hacer sus ramos de fe en Guárico. Foto Pedro Izzo 

Vida en obras 

Los feligreses de Apure acudieron masivamente a las iglesias para celebrar por todo lo alto este Domingo de Ramos y bendecir las tradicionales palmas y comenzar la Semana Mayor fortalecidos en la fe cristiana. En sus plegarias fueron enfáticos en afirmar que aprovecharon la ocasión para orar por la paz y progreso de Venezuela.

Tania Benítez, habitante de la avenida Carabobo, decidió hacer gala de su religión al celebrar el Domingo de Ramos para encontrarse con el Señor y sus obras e intentar interiorizarlas. “Nos sentimos parte de la vida de Cristo. Pido a Dios la paz, abundancia y unidad de Venezuela”, señaló. 

Por su parte, Carmen María Fernández, vecina de la calle El Encuentro, en San Fernando de Apure, y madre de un seminarista, consideró que su deber como católica es asistir a todas las actividades programadas por las parroquias del estado en el marco de la Semana Mayor.

Pido al Señor que siga teniendo misericordia en Venezuela y llamo a todos los ciudadanos a sumarse a esta petición. Además, oré por las vocaciones sacerdotales, enfermos y desamparados”, dijo.

Los apureños están fortalecidos en la fe . Foto María E Díaz 

Paz y bien

En Guanare hubo oración y plegaria en todos los templos católicos, incluida la Basílica Catedral. El obispo, monseñor José de la Trinidad Valera, recordó la jornada del Domingo de Ramos como la oportunidad para unir a Venezuela en su propósito de progreso y bienestar. 

Iraima Vivas, visitante de la parroquia San Antonio de Padua, indicó que acudió humildemente a la presencia de Dios para agradecer una vez más por el don de la vida. 

Los venezolanos debemos hoy, junto a Dios, librarnos de angustias y luchar por proveernos del pan de cada día. Debemos cada día ser más generosos, más desprendidos, más solidarios con el que menos tiene, afirmó al recibir la bendición de su palma.

En la iglesia San Antonio, los feligreses están en devoción y fe. Foto: Bianile Rivas 

Con información de Alexander Olvera, Pedro Izzo y María Eugenia Díaz 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.