20.6 C
Caracas
martes, 24 noviembre, 2020

Familias de barriada de Acarigua peligran por choque de guayas de alta tensión

La comunidad del barrio Nueva República II, ubicado en el sur de Acarigua, afirma que Corpoelec solo colocó palos de madera para evitar que las cuerdas eléctricas sigan chocando

-

Acarigua.- Las guayas de alta tensión de los postes del barrio Nueva República II, en el sur de Acarigua, en Portuguesa, están separadas con palos de maderas. La situación preocupa a las familias que habitan en la zona, quienes aseguran que producto de la sobrecarga eléctrica que constantemente se registra por los cambios de voltajes, los cables sueltan chispas. 

«Nos da miedo que una cuerda de esas se reviente y caiga sobre alguien, y lo mate electrocutado. Ya aquí las líneas pegaba, y echaban candela, pero para evitar eso, Corpoelec lo que puso fueron palos de escobas para separar» contó Nervis Ramos, vecina de la zona.

En la comunidad, como en el resto de la zona sur, este y el centro de Acarigua, los cortes eléctricos son diarios y superan las tres y cuatro horas. Las fluctuaciones también se presentan constantemente.

«No sabemos si son cortes programados o apagones, pero siempre hay, y además con ese problema de que las guayas chocan entre sí, siempre quedamos sin luz.  Aquí hemos perdido, y nadie responde por eso», agregó la vecina.

LEE TAMBIÉN

Guárico | Comunidad el Roble tiene siete meses con cloaca colapsada

- Advertisement -

Pero el problema eléctrico no es el único que aqueja a los residentes de este sector fundado desde 2008. Varias de las calles no tienen asfaltado. 

«En esta tiempo de lluvias todo esto colapsa porque el agua queda estancada en la calles de tierra. Cada vez que hay elecciones nos prometen el asfaltado, y no cumple. No deben tardar en venir a buscar el voto con ese mismo cuento que estamos esperando desde hace 12 años», expresó Salvador Laviccia, vecino de la zona.

Las cloacas de un sector aledaño, conocido como Casas Nuevas, corren hasta un canal que atraviesa a Nueva República II. Los malos olores y la contaminación afectan a alrededor de 500 habitantes de esta barriada. 

«Los olores son insoportables y aquí tenemos a niños y a adultos mayores asmáticos», señaló un habitante. La comunidad exigió a los entes locales y regionales reparar los problemas expuestos.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado