Falta de personal obliga al Hospital de Acarigua-Araure a no recibir pacientes

Este sábado el centro asistencial no contaba con personal de enfermería ni camareras en el área de quirófanos y sala de parto. Los pacientes fueron referidos a Guanare, Barquisimeto y San Carlos

568
La falta de transporte dificulta la llegada del personal del Hospital Casal Ramos, especialmente los fines de semana. Foto: Referecial

Acarigua.- La falta de personal de salud se acentúa cada fin de semana en el Hospital Dr. Jesús María Casal Ramos, de Acarigua-Araure, estado Portuguesa, por lo que queda prácticamente sin capacidad para atender cualquier operación y procedimiento, incluso de emergencia.

Este sábado, el centro asistencial no contaba con personal de enfermería ni camareras en el área de quirófanos y sala de parto.

Los trabajadores solicitaron a los médicos especialistas y residentes de los hospitales Materno Infantil del Ivss José Gregorio Hernández de Acarigua, y de los municipios Agua Blanca, Ospino, Esteller y Turén referir los pacientes e intervenciones quirúrgicas a otros centros de salud, como el Hospital Universitario Miguel Oráa, de Guanare; Antonio María Pineda de Barquisimeto, o al de San Carlos, en Cojedes.

La falta de personal se debe, entre otras cosas, al bajo salario que perciben, ya que este no les alcanza para trasladarse al centro de salud a cumplir con sus jornadas. La ausencia se incrementa los fines de semana por la falta de transporte público en las ciudades gemelas.

De lunes a viernes, quienes no tienen vehículos para movilizarse al Casal Ramos acuden a la solidaridad de personas que en su rutina diaria pasan cerca del lugar y les ofrecen llevarlos.

Desde médicos especialistas, pasando por residentes, personal de enfermería y mantenimiento, esperan en una parada ubicada a un kilómetro del centro asistencial para pedir la cola. No llegan caminando por la inseguridad, que ha hecho tanto del personal médico como de pacientes y familiares un blanco para los atracos.

“En la semana nos cuesta tanto asistir al hospital, y aún así lo hacemos esperando cola en una parada, porque ya no hay rutas que suban al centro de salud. Los fines de semana, la afluencia de vehículos disminuye y no hay quien nos dé el empujón al Casal Ramos”, comentó una médico especialista.


LEE TAMBIÉN: 

CONSULTAS EXTERNAS DE NEFROLOGÍA EN EL HOSPITAL RUÍZ Y PÁEZ DE CIUDAD BOLÍVAR CUMPLEN UN AÑO SUSPENDIDAS

DÉJANOS TU COMENTARIO