26.1 C
Caracas
martes, 29 septiembre, 2020

Fallece segundo funcionario de la Policía de Portuguesa con síntomas de COVID-19

Se trata de un comisionado identificado como Leonel Felipe Leal Castellanos, cuyo deceso se produjo el martes 15 de septiembre en la sala de aislamiento del hospital de Turén

-

Acarigua.- El comisionado Leonel Felipe Leal Castellanos se convirtió en el segundo funcionario de la Policía del estado Portuguesa (PEP) que falleció con síntomas asociados al COVID-19. Su deceso se produjo en horas de la mañana del martes 15 de septiembre.

Leal Castellanos tenía 45 años de edad y dedicó más de 25 años a la institución policial. Actualmente, era uno de los jefes de Operaciones de la Estación Policial Pedro Camejo, de la población de Píritu, en el municipio Esteller.

LEE TAMBIÉN

Hospital de Apure tiene dificultad para suministrarles oxígeno a pacientes con COVID-19 

El funcionario vivía en el barrio Rosario del municipio Turén y desde la noche del lunes 14 de septiembre estuvo recluido en el hospital Dr. Armando Delgado Momento, de esta jurisdicción, tras agravarse su condición de salud.

Compañeros de Leal Castellanos dijeron que el funcionario tenía días con afección respiratoria y síntomas asociados al COVID-19. Al amanecer de este martes 15 de septiembre, le sobrevino un paro respiratorio, lo que le produjo la muerte cuando se encontraba en la sala de aislamiento del hospital de Turén.

Dicha sala de atención para pacientes con COVID-19 de Turén fue habilitada el pasado jueves 10 de septiembre. En el lugar, este lunes 14 de septiembre, perecieron dos pacientes que fueron transportados en ataúdes que iban en la parte posterior de un camión 350 junto con personal con trajes de bioseguridad. Una fotografía de este hecho se hizo viral en las redes sociales.

Del hospital de Turén fueron transportados dos cadáveres por personal con trajes de bioseguridad. Foto: cortesía

Primer funcionario fallecido

La noche la noche del sábado 1° de agosto murió Roberto Colmenares, de 45 años de edad, y también uniformado de la Policía estatal. El funcionario había sido ingresado al área de aislamiento del Hospital Dr. Jesús María Casal Ramos de Acarigua, dos días antes de su muerte, con una afectación respiratoria.

LEE TAMBIÉN

Guárico envió 1.374 pruebas PCR al Instituto Nacional de Higiene

- Advertisement -

El cuerpo de Colmenares recibió sepultura sin haber sido velado. Solo se le permitió a su esposa e hijos estar presentes en el cementerio a una distancia prudente, como medida de seguridad.

De acuerdo con lo reportado, estos pacientes no tenían PCR confirmando el COVID-19.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado