24.9 C
Caracas
domingo, 25 octubre, 2020

Estudiantes tardan hasta dos horas en llegar a la Unerg en Guárico

Un estudiante foráneo gasta un promedio de Bs. 360.000 por mes para movilizarse en transporte público desde Maracay hasta San Juan de los Morros

-

San Juan de los Morros.- Trasladarse a la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos (Unerg), en la capital del estado Guárico, resulta una odisea para estudiantes y educadores que asisten a clases, debido a la falta de autobuses que complica el traslado diario.

Bachilleres aseguran que tardan hasta dos horas para llegar a la casa de estudios superiores en San Juan de los Morros y atraviesan una situación similar para regresar a sus casas.

«Aquí el transporte es pésimo y a veces nos toca agarrar una cola o nos vamos caminando, porque en las tardes los pocos autobuses que hay dejan de trabajar temprano y es más difícil para bajar al centro o al terminal», comentó un estudiante de enfermería, que no quiso dar su nombre.

Destacó que vive en la ciudad de Maracay, estado Aragua, y trasladarse a la Unerg tres veces por semana representa un gasto de Bs. 90.000, que equivalen a Bs. 360.000 mensual.

«Mis padres hacen un sacrificio para que yo pueda seguir estudiando, pero cada vez es más difícil, porque hay días en los que yo vengo a la universidad, pero no vienen los profesores», lamentó.

La joven Karla Serjal, estudiante de enfermería, conversó con El Pitazo y aseguró que la crisis del sector universitario la padecen tanto estudiantes como docentes.

LEE TAMBIÉN

300 MIL BOLÍVARES NO ALCANZAN PARA COMER DURANTE UN MES EN GUÁRICO

- Advertisement -

Denunció la precariedad de la flota de transporte y de las instalaciones de la Unerg. Señaló que en los salones del área de salud hay fallas de energía eléctrica y están rodeados de maleza e inseguridad. «Queremos aulas dignas, con electricidad, buena ventilación y áreas acogedoras para recibir clases durante el día», exigió.

Entretanto, el profesor Nelson Álvarez aseguró que las deficiencias del transporte y las dificultades que hoy viven los estudiantes y docentes para sobrevivir en medio de la crisis humanitaria han propiciado la deserción de alumnos y educadores.

«Yo empecé con 35 estudiantes y hoy me quedan 25. Cuando los estudiantes se me van me da mucho dolor, porque la universidad no les proporciona hoy las herramientas mínimas para el desarrollo académico», cuestionó Álvarez.

Añadió que tiene colegas que no acuden a la universidad porque confrontan los mismos problemas de los estudiantes. Exigió reivindicaciones salariales ajustadas a las exigencias de un profesor universitario y que les permitan cubrir las necesidades básicas en un país en hiperinflación.

Estos testimonios fueron obtenidos en el área de salud de la Unerg, en medio de una asamblea en la que profesores y alumnos, este lunes 28 de octubre, plantearon sus inquietudes respecto a los problemas que los afectan actualmente en el cumplimiento de las actividades académicas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado