22.7 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

Barinas | Enfermeros de Santa Bárbara paralizan actividades para reclamar seguridad sanitaria

Este jueves, 21 de mayo, los enfermeros que laboran en el hospital Bachiller Rafael Rangel asistieron a sus trabajos, pero no desempeñaron sus tareas por falta de dotación de equipos de seguridad para prevenir un posible contagio de COVID-19

-

Barinas.- El personal de enfermería del hospital Bachiller Rafael Rangel de Santa Bárbara, capital del municipio Ezequiel Zamora de Barinas, iniciaron el jueves 21 de mayo la paralización de actividades para reclamar las barreras de seguridad que requieren para prevenir un posible contagio de COVID-19.

A través de las redes sociales, uno de esos profesionales, quien pidió resguardar su identidad por las amenazas y amedrentamientos con las que conviven, contactó a El Pitazo y dijo que desde que comenzó la cuarentena social por la pandemia del coronavirus, a mediados de marzo, las autoridades del hospital les obligan a redoblar sus guardias sin ninguna explicación.

En el Rafael Rangel, de acuerdo con quien suministró la información, los directivos de ese centro de salud no les ofrecen ninguna solución en cuanto a la dotación de equipos de bioseguridad necesarios para prevenir contagios del coronavirus.

Asegura la fuente que en ese centro asistencial no hay alcohol, guantes, mascarillas, gorros ni gel antibacterial para mantenerse protegidos en el desempeño de sus labores sin exponer su salud. Tampoco hay desinfectantes para el aseo de las instalaciones.

LEE TAMBIÉN

Enfermeros de cinco áreas del hospital Razetti de Barinas paralizaron labores

Apuntó la persona declarante que el poco material de aseo lo compran con donaciones que hacen eventualmente algunas enfermeras, excompañeras de trabajo, que están fuera del país y les envían dólares para comprar productos de limpieza, y con donaciones que les hacen algunas empresas privadas.

Según normas internacionales, un profesional de enfermería debería contar con la dotación de 15 pares de guantes e igual número de mascarillas por cada guardia que cumple. En el hospital Rafael Rangel solo los dotan de un par de guantes y un solo tapabocas para el turno, aun cuando están en plena pandemia de COVID-19, hecho reconocido por la Organización Mundial de la Salud, explica.

Otro tema que los hizo paralizar las actividades es el referido al suministro de combustible. Explican que surtirse de gasolina cada vez es más complicado y que la lista que suministran a la estación de servicio contiene nombres de personas ajenas al hospital, pero muy cercanas a la directiva.

El trabajador de la salud también denunció que las autoridades sanitarias del municipio utilizan la presencia de irregulares para amedrentarlos y amenazarlos con despidos y prisión si no cumplen con sus exigencias o si deciden denunciar lo que ocurre en ese centro asistencial.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a