25.1 C
Caracas
lunes, 16 mayo, 2022

Enfermeros de emergencia pediátrica paralizaron actividades en hospital Razetti de Barinas

Los profesionales alegan que laboran bajo una grave situación de vulnerabilidad y piden la inmediata dotación de equipos e insumos en los hospitales y centros de trabajo

-

Barinas.- El personal de enfermería que labora en el área de emergencia pediátrica del hospital Doctor Luis Razetti de Barinas no acudió este martes 19 de mayo a sus actividades laborales. Alegan, en un comunicado que circula por las redes sociales, que trabajan en situación de vulnerabilidad y sin equipos de protección personal en medio de la pandemia del coronavirus.

En conversación telefónica, este 19 de mayo, de El Pitazo con una de las enfermeras de esa área, quien pidió el resguardo de su identidad, la trabajadora confirmó que los 27 profesionales que laboran en emergencia pediátrica, acordaron no asistir a sus labores hasta tanto las autoridades regionales de salud y del propio hospital les garanticen un mínimo de seguridad sanitaria para ejercer sus labores.

Además de las condiciones antihigiénicas del lugar, donde el agua de los baños se desborda por los pasillos y no se mantiene una limpieza adecuada por falta de desinfectantes, tampoco están dotados de equipos de bioseguridad, lo que los expone de manera permanente al contagio del COVID-19.

En un comunicado que hicieron público a través de las redes sociales, los profesionales de la enfermería destacan, entre otros problemas, las dificultades para el traslado a sus centros de trabajo.

No hay transporte público. La ruta de Bus Barinas que habilitaron no es puntual en los horarios y muchos no viven cerca de las paradas que dispusieron para esa única ruta, alegan.

«Nos redujeron el número de cupos para surtir gasolina y de paso, solo podrá echar el personal que sea propietario del vehículo. En pediatría, de los 27, solo una enfermera tiene vehículo propio, a los demás nos hace el transporte un familiar cercano, porque con los sueldos que ganamos no podemos comprarnos ni una bicicleta», comentó la enfermera.

Los profesionales de la enfermería sostienen que han sido nobles y tolerantes, siempre en búsqueda de alternativas para cumplir con sus labores, a pesar de las condiciones socioeconómicas que afectan a un alto porcentaje de la población venezolana.

LEE TAMBIÉN

Trabajadora agrícola de 43 años dio positivo a COVID-19 en Guárico

No obstante, explican que en la gran mayoría de los centros hospitalarios del país es grave la falla de equipos de bioseguridad que les eviten ser contagiados. En algunos casos les suministran mascarillas de tela, cuyo uso está contraindicado en un entorno hospitalario por su escasa protección ante el virus, o pretender que usen una mascarilla quirúrgica durante siete días, sin guantes, sin batas, sin gorros, sin servicio de agua, sin jabón, sin gel alcoholado ni desinfectantes para las unidades clínicas, situaciones estas que hace exponencial el riesgo a formar parte de las estadísticas de contagio.

En ese sentido, el personal de enfermería, exige al Estado venezolano que resuelva la grave situación de vulnerabilidad en la que se encontran y proceda de manera inmediata a dotar los hospitales y centros de trabajo de equipos de protección personal que, debe incluir: protectores oculares, mascarillas N-95, batas quirúrgicas, gorros, guantes suficientes para cada procedimiento realizado, así mismo disponer de manera permanente del servicio de agua, jabón (sin diluir), Gel de base alcoholada y servilletas de papel.

LEE TAMBIÉN

Delcy Rodríguez confirma 77 nuevos casos de COVID-19 este #18may

En el comunicado, explican que enfermería está expuesta en primera línea al contagio, si no cuentan con la protección recomendada para la situación pandémica, como ciudadanos les asiste la garantía constitucional de la protección de sus vidas, como un derecho humano fundamental.

Aclaran que que no se niegan a la atención de los pacientes sintomáticos o diagnosticados con COVID-19, porque su rol es brindar cuidados a todas las personas, independientemente de su condición, pero esta atención debe garantizar el bienestar y la seguridad de las personas, preservando su salud, tal como lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El personal de enfermería que labora en la emergencia pediátrica, ratificó que no existe ninguna disposición legal que los pueda obligar como profesional de la salud a poner en riesgo sus vidas, sin que les garanticen las herramientas de bioseguridad, porque si no son capaces de proteger sus vidas, muchos menos serán capaces de salvaguardar las de sus familias y pacientes.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a