Docentes protestarán desde las aulas de Guárico el próximo #16sep

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza en el estado (Sinteg) aseguró que el año escolar anterior cerró con un 25% en deserción de docentes

210
Luis Medina, presidente de Sinteg, aseguró que el Ministerio de Educación no ha cumplido con el contrato colectivo de los docentes activos y jubilados. | Foto: Pedro Izzo.

San Juan de los Morros.- Con asambleas de padres y representantes iniciará el año escolar el próximo 16 de septiembre en Guárico. Así lo señaló Luis Medina, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza en la estado (Sinteg).

Medina explicó que los docentes protestarán desde las aulas de clases y mostrarán a los representantes cómo la grave crisis venezolana también afecta al sector educativo.

Los padres no tienen como alimentar y vestir a sus hijos, esta situación se agrava por el nivel de hambruna y en virtud de esta situación muchos niños no asistirán a clases”, destacó Medina.

Aclaró que no se trata solo de los maestros, pues en la actualidad representantes, alumnos junto con el personal administrativo y obrero padecen las dificultades para adquirir comida y gozar de servicios públicos fundamentales.

“Un cartón de huevos cuesta Bs. 100.000, un kilo de queso Bs. 50.000 y una harina vale Bs. 25.000, es decir, que se necesitan Bs. 175.000 para darle de comer a un niño al menos un huevo y una arepa, eso es imposible cuando un trabajador solo gana Bs. 40.000 de sueldo mínimo mensual”.

Medina agregó que se requieren más de Bs. 1.500.000 para cubrir los gastos de útiles escolares y a esto se suman los elevados precios de los uniformes y zapatos, los cuales resultan prácticamente incomprables.

PAE

El representante sindical denunció irregularidades en el Programa de Alimentación Escolar (PAE): “En ese programa del PAE los contratistas cobran cuantiosas sumas de dinero por alimentos que no están comiendo los niños”.


LEE TAMBIÉN:


MÁS DE 200 ATLETAS ESTÁN AFECTADOS POR DETERIORO DE POLIDEPORTIVO EN GUÁRICO

Aseguró que en algunas instituciones los niños terminaron el viejo año académico comiendo arroz con granos, sin aliños y otros planteles se quedaron sin alimentos. Esta situación trajo como consecuencia que aquellas madres de escasos recursos dejaron de enviar sus hijos a la escuela, porque tampoco tenían comida en sus hogares.

Medina exigió al Ministerio de Educación mayor control social en los colegios y también recordó al máximo rector de la enseñanza en el país el incumplimiento de contrato colectivo en perjuicio de docentes, activos y jubilados.

DÉJANOS TU COMENTARIO