Docentes de Barinas cumplieron segundo día de protesta con un pancartazo

En las escuelas de Fe y Alegría los profesores también hicieron un pancartazo, pero asistieron a sus lugares de trabajo. En muchos planteles nacionales laboraron a media máquina

114
Foto: Marieva Fermín

Barinas.- Desde la Plaza El Estudiante, en el centro de la ciudad de Barinas, y por toda la Avenida 23 de Enero, los docentes nacionales y regionales cumplieron el segundo día de paralización de actividades con un pancartazo y una cadena humana, tal como se acordó el martes en una asamblea regional.

Víctor Venegas, presidente de la Federación Nacional de Colegios y Sindicatos de Trabajadores Profesionales de la Educación de Venezuela (Fenatev) en Barinas, afirmó que más de 90 por ciento de los educadores de la región acataron el segundo día de paralización de actividades en el ámbito nacional.

La idea del pancartazo fue la de informarle a la comunidad las razones por las cuales están de paro y que no es otra que por el incumplimiento del contrato colectivo por parte del gobierno. Acordaron que mañana jueves, utilizarán las redes sociales para explicar el conflicto laboral que tiene el magisterio nacional y el sábado 16 de noviembre, estarán en el sector La Floresta, como ciudadanos de a pie, con sus pancartas para unirse a la protesta nacional convocada por el presidente interino Juan Guaidó Márquez.

Foto: Marieva Fermín

LEE TAMBIÉN

MAESTRA DE GUÁRICO: «CON MI VOCACIÓN NO PUEDO HACER MERCADO PARA MIS DOS HIJAS»

Protesta desde las aulas

Los docentes de las escuelas de Fe y Alegría no abandonaron sus aulas de clases, pero desde sus lugares de trabajo, también manifestaron su descontento por sus bajos sueldos, por falta de comida, calzado, ropa, medicinas, por no tener gas y por la destrucción del país.

Reconocen que van a dar clases por vocación, porque el sueldo no les alcanza. “Es difícil ser educador hoy día”, afirmó Adriana, quien dijo que no están revolucionando a los padres y representantes, pero sí quieren que les reconozcan el esfuerzo y el empeño que le ponen a su trabajo. Piden que el gobierno dignifique sus trabajos con un sueldo que les permita mantener a su familia y a ellos mismos.

Foto: Marieva Fermín

Los profesores de Fe y Alegría no van a vulnerar los derechos que tienen los niños y adolescentes a su enseñanza, porque ellos -los educadores- son diferentes y actúan diferente, pero sí les gustaría que los representantes se solidaricen con su causa porque ellos también compran víveres, tiene hijos, no tiene cómo comprar calzado, ropa, ni medicinas. “Es difícil garantizar nuestra dignidad”, dijo una docente.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación / 5. Votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO