Directores afectos a Maduro acosan a educadores de Barinas

17

Barinas.- Portones cerrados en los planteles, cuentas bancarias vacías, persecuciones dentro de las instituciones, amedrentamientos con policías, amenazas veladas y despidos injustificados forman parte de la situación que viven los educadores en el estado Barinas, según denuncia formulada por uno de los directivos del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) en la entidad llanera, Miguel Véliz

El vocero sindical informó que en Barinas se presentan situaciones no cónsonas con un sistema democrático cuya constitución ampara la protesta pacífica, tal como la cumple el magisterio regional desde el pasado 15 de enero. Desde esta fecha, en asamblea regional se acordó mantener un paro indefinido de actividades en demanda de mejoras salariales, condiciones laborales cónsonas, reparación de las escuelas, una ruta escolar que garantice el traslado de los docentes hasta las escuelas y luego a sus viviendas, venta de comida a precios solidarios y mejoras en el Programa de Alimentación Escolar para el beneficio de los niños que se desmayan dentro de las aulas porque van sin comer a sus escuelas.


LEE TAMBIÉN: 

SUSPENDIERON SALARIO A 60 DOCENTES EN CARÚPANO POR PROTESTAR

No obstante, Véliz dijo que ante las exigencias de los educadores priva el bienestar de los estudiantes, y por eso, también en asamblea general regional, acordaron acudir dos días a la semana para evitar que los alumnos pierdan el año escolar. Esta incorporación no ha sido posible en muchos planteles por la intransigencia de sus directores e incluso de las autoridades regionales de Educación y del propio gobernador, Argenis Chávez, quien el pasado 29 de abril anunció el despido de 1.308 docentes.

Ya no solo es la vulneración de la contratación colectiva, sino que tampoco cuentan con HCM ni servicios médicos del Ipasme. Adicionalmente, el transporte está difícil para llegar a las instituciones, prácticamente no hay agua, no hay alimentación para los estudiantes y hay déficit de energía eléctrica.

Con este cartel pegado en la reja de entrada fueron sorprendidos los docentes y alumnos de la escuela Nelly Valero | Foto cortesía: Miguel Véliz

Véliz continuó la enumeración de las precarias condiciones de trabajo: «El docente carece de la indumentaria, no tiene efectivo y el sueldo que gana es pírrico, muy por debajo de lo que debería ganar un profesional de la educación».

El dirigente recordó que el paro se generó a partir del 15 de enero, Día del Maestro, y todavía está vigente; sin embargo, visto el deterioro creciente de los servicios básicos, como electricidad, gas, agua y transporte, se llegó a un acuerdo de laborar los días lunes y martes a fin de evitar que los muchachos pierdan el año escolar. Pero los directivos y supervisores, conjuntamente con funcionarios de la Zona Educativa y miembros de las Ubch, no les permiten la entrada a los maestros.

El dirigente gremial citó el caso de la Unidad Educativa Bolivariana La Concordia I, donde la directora y el propio comandante de la Policía Regional amedrentaron a los docentes, e incluso el funcionario policial amenazó con detener a una docente que grababa su llegada a la institución.

Impiden acceso a los centros educativos

Véliz también hizo referencia a la Unidad Educativa Nelly Valero, donde la directora, acompañada de integrantes de la Ubch del sector La Barinesa, en el municipio Bolívar, impidió la entrada de los educadores mientras los niños esperaban en la calle para poder ingresar a la escuela.

Situación similar viven los docentes del liceo Andueza Palacio, donde el director no deja trabajar a sus colegas. Igual que en el liceo Alberto Arvelo, donde tampoco les permiten entrar para impartir sus clases.

El representante de Sinvema dijo que el Gobierno no cumple con los artículos 91 ni 95 de la Constitución, que establecen que el trabajador debe tener un salario suficiente para atender sus necesidades básicas. Por esta razón los docentes solo pueden laborar dos días a la semana, porque el resto del tiempo deben buscar el sustento para sí y su núcleo familiar.

El acoso, amedrentamiento y amenazas fueron denunciados por un grupo de educadores afectados ante el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo y la hicieron pública a través de los medios de comunicación. «Acudieron a esas instituciones porque en la Zona Educativa nada les van a resolver; por el contrario, la jefa de la Zona Educativa, Mirna Castellano, y la secretaria ejecutiva de Educación, Yudith Betancourt, son las principales promotoras de las amenazas en contra de sus propios colegas”, comentó Véliz.

Miguel Véliz dijo que el magisterio de Barinas indaga analiza la situación, porque no solo se trata de un paro de los docentes, sino de un paro técnico promovido por el mismo Gobierno nacional, porque hay 65 días sin clases, no atiende la carrera docente, viola la contratación colectiva, dejó sin servicio funerario a los docentes, sin servicios médicos y el Ipasme tampoco responde por los descuentos que les hacen para mantener ese servicio.

Este escrito lo consignaron los educadores ante el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo debido a la vulneración del derecho al trabajo | Foto: cortesía Miguel Véliz.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO