21.7 C
Caracas
sábado, 28 mayo, 2022

De limpiabotas a cuidador de iguanas en Valle de la Pascua

-

Valle de la Pascua.- Con el transcurrir del tiempo democrático han sido varias las remodelaciones u obras que se han ejecutado en la plaza Bolívar de Valle de la Pascua; sin embargo, a pesar de los cambios estructurales, allí permanece incólume la estatua pedestre del Libertador y varios árboles cincuentenarios. Allí también Jorge Ríos se dedica a cuidar una población de 45 iguanas verdes, reptiles que le agregan un extra al atractivo recreacional de este sitio público ubicado en esta localidad del estado Guárico.

Este hombre se inició a los seis años como limpiabotas al lado de su padre. Con el paso de los años, él y las iguanas que merodean por la plaza se han ganado el cariño y respeto de niños, jóvenes y adultos mayores que a diario visitan o transitan por el único ambiente o instalación digno de llevar la denominación de plaza en el municipio Leonardo Infante.

«Los indígenas ataron 14 de las iguanas mientras yo no estaba acá, pero están avisados si vuelven a intentarlo», afirma Jorge Ríos. Foto José Guerra

Por supuesto, las adversidades económicas y sociales por las que atraviesa la República también afectan a estos animalitos silvestres, cuya carne y huevos son apetecidos por los humanos. Pero aquí surge este héroe anónimo, una persona que voluntariamente suministra protección, alimentación y agua que logra conseguir con comerciantes de la localidad para evitar la extinción de las iguanas. De esta manera promueve el incremento de los reptiles.

Las iguanas andan por todas las áreas de la plaza Bolívar de La Pascua. Foto José Guerra

Mientras alimentaba con unas conchas de cambur a un macho adulto de la especie iguana, Jorge Ríos, de 50 años de edad, de los cuales ha dedicado 26 al cuidado de los animalitos, recuerda con agrado el instante cuando empezó a relacionarse con estos dóciles reptiles que hoy día forman parte importante en su vida. «Como de costumbre, lustraba zapatos en mi sitio de la plaza cuando se acercó una iguanita. Comencé a jugar con ella y de allí en adelante prácticamente me he criado con ellas y llevo la mitad de mi vida cuidando y alimentando a las iguanas de la plaza Bolívar de mi pueblo, lo que hago con mucho agrado», afirmó.

¡Peligro, vienen los indígenas!

El personaje relata que actualmente hay 46 iguanas jóvenes y adultas,  además de sus crías, que requieren de protección para impedir la desaparición de la especie en el lugar. 


LEE TAMBIÉN: 


VECINOS DENUNCIAN MAL ESTADO DE CALLES EN SECTORES DE VALLE DE LA PASCUA


«La población de iguanas se está recuperando, a pesar de que el llamado Día de la Raza varios indígenas que viven alrededor del terminal de pasajeros aprovecharon mi ausencia para capturar y matar a 14 ejemplares adultos. Eso me molestó mucho y por eso fui a reclamarle al jefe de la tribu. Los puse en alerta y les dije que si lo volvían a hacer habrá graves problemas con sus consecuencias», añadió el cuidador de iguanas.

Se pueden ver en las ramas de los árboles durante todo el día. Foto José Guerra

Señaló que suministra trozos de frutas, verduras, agua y cuidados y se relaciona con estos reptiles herbívoros por medio de silbidos y caricias manuales, en clara muestra de su  mansedumbre y adaptación al ecosistema que brinda el espacio natural dentro del casco urbano. De allí el encanto proporcionado a los visitantes de la plaza Bolívar de esta localidad.

De manera grata y optimista hemos sido testigos presenciales del trabajo que realiza Jorge Ríos; sin embargo, oportuno es recordar que por ser un reptil herbívoro, las personas deben conocer y respetar ciertas recomendaciones para que las iguanas sigan siendo un atractivo: no deben lanzar basura en el piso de la plaza Bolívar; nunca atacar o hacer correr a las iguanas; no proporcionarles chucherías, pizza, helados o alimentos procesados, entre otros. “Si quieren ver a las iguanas verdes, solo tienen que visitar este lugar”, especificó Ríos.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a