Conductores pasan diez horas en colas de gasolineras en el estado Guárico

Algunas personas comienzan a formar colas kilométricas desde tempranas horas de la noche y allí permanecen hasta el día siguiente para llenar los tanques de sus vehículos

56
En la estación de servicio Valle de la Pascua la cola se inicia en la urbanización Los Bolivarianos. Foto José Guerra
En la estación de servicio Valle de la Pascua la cola se inicia en la urbanización Los Bolivarianos. Foto José Guerra

Valle de la Pascua.- Conductores de vehículos taxis y privados denuncian que para comprar combustible deben pasar más de ocho horas en las colas que se forman en las entradas de las estaciones de suministro de gasolina que existen en Valle de la Pascua, capital del municipio Leonardo Infante, estado Guárico. En las extensas colas se observan personas que duermen dentro del carro, mientras otras esperan que la cola avance.

Algunas personas señalaron que han tenido que pagar dinero a ciertos funcionarios castrenses (GNB) y policiales para poder llenar los tanques de sus carros. Los entrevistados indicaron que muchas veces pasan entre ocho y doce horas a la espera de que lleguen las gandolas que vienen con el combustible desde el Oriente del país.

Algunos duermen mientras otros esperan el avance de los carros. Foto José Guerra

José Arias, chofer de taxi, afirmó: “Soy conductor de un vehículo donde diariamente transporto hasta 80 personas para diferentes sitios de Valle de la Pascua. Tengo clientes que son fijos y muchas veces tengo que dejarlos esperando porque no tengo gasolina. Claro, al ponerme a hacer la cola pierdo más de ocho horas; por eso hay días en que mis clientes tienen que hacer uso de otros carros para transportarse, lo que indica que también pierdo dinero. En esta población actualmente es difícil obtener unos litros de gasolina sin que tengas que «engrasar» con plata las manos de ciertos funcionarios”, indicó.   

Cada 15 minutos ingresan cinco motorizados a echarle gasolina a sus vehículos. Foto José Guerra

A pesar de estas denuncias, desde hace una semana algunos funcionarios del batallón de aviones General de Brigada Tomas Montilla fueron asignados a la custodia y supervisión de la venta de carburante en dos estaciones de servicio que funcionan en la calle real de esta población llanera. Anteriormente quienes supervisaban en esas dos bombas de servicio eran funcionarios de la Guardia Nacional que tenían la custodia de esas dos estaciones; sin embargo, fueron denunciados por algunos usuarios por presunto cobro de dinero a quienes querían llenar los tanques de sus vehículos.

Sergio Pérez, otro usuario, manifestó: “Como propietario de dos vehículos que funcionan con gasolina debo decir que lo mejor que pasó en las estaciones de servicio Los Gallegos y Texaco fue que las asignaron al batallón de aviones. De esta manera se acabó el matraqueo que tenían los guardias, quienes descaradamente cobraban por dejar pasar a los amigos y a algunos vivos que nunca faltan en estas colas”. Pérez afirma que ahora siente que se cumple con los que están en las filas, pues ahora no se permite que ingresen los «colados». «Tampoco aceptan funcionarios que llegan chapeando con carros particulares”, señaló.

En la estación de servicio Texaco, los funcionarios del batallón de aviones ponen orden en la cola. Foto José Guerra

Una dama que se encontraba en una de las colas en la estación de servicio Orlu, manifestó lo siguiente: “Muchas veces me pasa que cuando voy llegando a la punta de la cola después de pasar varias horas a la espera de llenar el tanque de mi carro, me dicen que se acabó la gasolina, y eso me atrasa todo. Hay días que para no perder la ubicación en la cola tengo que pedir a vecinos o familiares que me busquen a mis dos hijos en la escuela. Esto una locura porque se pierde mucho tiempo para comprar gasolina en esta población”, sostuvo.

LEE TAMBIÉN

ORGANISMOS DE SEGURIDAD DESALOJAN A 50 VENDEDORES EN HOSPITAL DE GUÁRICO

Un usuario motorizado, Francisco Chacín, destacó que ellos también sufren en las colas de las bombas de gasolina. «Muchas veces es culpa de nosotros, que nos intentamos «colar» en las estaciones de servicio, ahora eso no pasa porque cada cierto tiempo nos dejan pasar de cinco en cinco. Eso retarda un poco, pero es ordenada la entrada y todos podemos ser atendidos”, señaló.  

En esta zona del estado Guárico existen ocho estaciones de suministro de gasolina y cuatro de ellas reciben de forma interdiaria una gandola; las otras cuatro solo reciben 12.000 litros de 36.000 que pueden almacenar. La razón es que se busca suministrarle combustible a la mayor cantidad de estaciones de servicio con una sola gandola. Esta situación ocurre desde hace más de mes y medio, cuando volvió la escasez a esta zona del país.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación / 5. Votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO