Pérdidas y fallas en conexión a internet por apagones denuncian comerciantes de Barinas

Alrededor de 40 % de los propietarios de negocios han cerrado sus puertas y la mayoría ha debido disminuir su nómina de empleados porque las ganancias solo les permiten cancelar el sueldo a los empleados más indispensables, cuando no es que se quedan solo con familiares para abaratar los costos

364
Los apagones tienen contra las cuerdas a los comerciantes en Barinas. Foto: Marieva Fermín

Barinas.- A los comerciantes de la ciudad de Barinas les aterra cada vez que hay un bajón de electricidad. La posibilidad de un apagón es presagio de que es un día flojo para las ventas que, los últimos dos meses han venido bajando como consecuencia de las fallas de energía eléctrica que viene acompañada de problemas el suministro del servicio de internet.

“Si no hay luz, no hay puntos de venta y el dinero en efectivo está desaparecido”, expresó un grupo de comerciantes del centro de la ciudad que prefirieron omitir sus nombres porque temen que algunos funcionarios de organismos públicos se sientan atacados y, en consecuencia, los hagan blancos de inspecciones cuyo fin es la extorsión.

Pero no es solo el deterioro de los servicios públicos lo que afecta a ese sector de la economía del país. La dolarización en el alquiler de los locales y en la adquisición de productos también les genera a los comerciantes altas erogaciones que deben hacer para permanecer con las puertas abiertas, sin contar con que muchos de sus trabajadores han abandonado sus puestos para emigrar del país.

LEE TAMBIÉN: 

COMERCIANTES DE CHARALLAVE REPORTAN PÉRDIDAS POR AVERÍAS DE CANTV

Los comerciantes cuestionan las constantes inspecciones por funcionarios de diversos cuerpos de seguridad del Estado, porque consideran que se trata de un acoso permanente que les impide laborar sin el temor de que llegue al negocio una comisión cuyo fin no es exclusivamente inspeccionar, sino la obtención de algún beneficio personal.

El nuevo temor de los propietarios de algunos negocios de diversas ramas, tiene que ver con la adecuación de las viejas  máquinas fiscales o la adquisición de nuevas, cuyos precios son inalcanzables y no hay forma de pactar un acuerdo para la compra de nuevos equipos. Dijeron que lo más seguro es que a partir de la próxima semana, muchos sean los negocios que tendrán que cerrar sus puertas porque sus propietarios no podrán seguir haciendo erogaciones sin tener un nivel de ventas decente.

DÉJANOS TU COMENTARIO