29 C
Caracas
domingo, 24 enero, 2021

Carato de maíz, una tradición decembrina de los estados llaneros

A pesar de la crisis venezolana, algunas familias en la región llanera mantienen vivas las tradiciones de Navidad y una de ellas es el refrescante carato de maíz, también conocido como la chicha llanera, que acompaña el disfrute de la época decembrina

-

Los Llanos.- La Navidad es una época de reunión y compartir en familia, en armonía, entre quienes aún permanecen en el país. Estos días decembrinos están enmarcados en tradiciones propias del último mes del año. En los estados llaneros como Apure, Barinas Guárico y Cojedes, las costumbres gastronómicas, en este caso el carato de maíz, enriquecen y refrescan la celebración navideña.

LEE TAMBIÉN

Producción agropecuaria disminuyó 75% en zona rural de Cabimas

El carato de maíz, también conocido como chicha llanera (criolla), es una de las bebidas tradicionales en la mencionada región y es tomada en distintas épocas del año, pero especialmente en Navidad. Esta receta tiene algunos toques diferenciadores, según el gusto de quien la prepare.

Carolina Mora, es una habitante del estado Barinas. Contó a El Pitazo cómo cada año prepara la comida tradicional del mes decembrino y especialmente la chicha llanera, que dijo está compuesta por maíz molido, macerado, con vainilla y endulzada con papelón.

«Yo pongo a cocinar el maíz, con aliños dulces, luego lo muelo y lo dejo afuera para macerarlo por lo menos tres días, si quiero que la chicha sea fuerte; si no, el mismo día que lo muelo lo cuelo con el agua de panela. Antes, hiervo la panela con clavitos dulces y la dejo enfriar», detalló Mora, vía telefónica. Agregó que luego de colar el maíz macerado y endulzar con el agua de panela, mueve la mezcla, añade un poquito de vainilla y lo deja enfriar para probarlo. Mora aclaró que algunas personas endulzan la chicha con azúcar, pero el sabor no es el mismo.

- Advertisement -

El carato de maíz tiene su sazón particular y en ocasiones pudiese confundirse con la chicha andina y el masato o la chicha de arroz, que también forman parte de la tradición culinaria, pero estas se diferencian por los sabores. Sin embargo, con el transcurrir de los años, en algunas familias mantienen la tradición del carato, pero cambiaron el maíz por harina precocida o arroz.

Cinco décadas de tradición

Luisa Reverón, a sus 79 años, tiene más de 50 años preparando el carato decembrino, una tradición que ha pasado de generación en generación en una familia de San Juan de los Morros, estado Guárico.

«Para nosotros es muy especial hacer el carato con mamá, cuenta ella que anteriormente se hacía con maíz, lo sancochaban y pilaban antes de prepararlo», relató Galdys Aponte (58 años), hija de Luisa.

Gladys recuerda aquella chicha de maíz característica de la región. Sin embargo, explicó que con el tiempo el maíz fue sustituido por harina. «Hoy en día se deja hervir el agua con una panela, clavos dulces, guayabitas y esencia de vainilla y se va agregando lentamente la harina de maíz hasta hacer una mezcla de consistencia pastosa. Se refrigera y se licúa en la medida que llegan familiares y amigos en los días navideños», explicó.

Aunque el 2020 es un año aleccionador para los venezolanos, en la familia de Luisa se suman los aportes de todos los integrantes para disfrutar de las costumbres de la época navideña. «A pesar de la situación país es muy grato compartir esta tradición del carato y momentos especiales, así como las ricas hallacas y bollitos picantes que prepara mamá Luisa con la ayuda de nuestra familia numerosa«.

Al igual que en otros hogares venezolanos, la diáspora está presente en la familia de Luisa y su hija Gladys, por la partida de Venezuela a países vecinos de dos sobrinos, pero gracias a la tecnología y las telecomunicaciones logran conectarse y compartir mientras preparan la refrescante bebida. También cocinan las hallacas y decoran la casa con luces y adornos de navidad.

«La mayor alegría para mamá, es tener a todos los hijos, nietos y bisnietos reunidos en estas fechas. Le apasiona la Navidad, armar su arbolito con los nietos, sus arreglos florales, llenar la casa con adornos que guarda con mucho celo y cuidado a lo largo de los años», contó Gladys.

Este año, debido a la crisis del país, meses antes de diciembre los familiares de Luisa y Gladys fueron aportando lo necesario según las posibilidades para tener todo a la mano y garantizar las costumbres de la época: «Con la ayuda de Dios, siempre la Navidad es unión y compartir familiar. Doña Luisa, mi madre, la espera con mucha ilusión», afirmó Gladys, mientras sus ojos brillaban de esperanza, como luces de Navidad.

Carato de origen indígena

De acuerdo al historiador del estado Apure, Óscar Alvarado, en su columna diaria, el tradicional carato es una receta de origen indígena elaborada en el mes de diciembre como acompañante de las comidas navideñas en los llanos venezolanos.

Alvarado subrayó que el más tradicional y auténtico carato se prepara sancochando el maíz a fuego de leña. Luego se muele, se cuela para eliminar la concha triturada del grano y de allí se prepara la bebida en licuadora o batiéndola con paleta o batidor a mano. Se agrega un poco de agua para hacerlo más líquido y se endulza con panela, previamente hervida con clavitos, guayabitas o anís. Ademas, se le incorpora polvo de nuez moscada, esencia de vainilla; y al servir con hielo, una pizca de canela en polvo, al gusto.

“Cualquier agregado lácteo desnaturaliza el carato y lo convierte en chicha, así como hacerlo de harina precocida nunca alcanzará el delicioso sabor del tradicional antes explicado. Las abuelas lo hacen insuperable”, aseveró el cronista apureño.

Durante la Navidad y el Año Nuevo se consume la tradicional chicha elaborada con arroz, en los municipios del Bajo Apure, San Fernando, Biruaca, Achaguas, Pedro Camejo y el Alto Apure.

Williams Martínez, habitante de la población de Guasdualito, relata que durante 50 años aproximadamente su familia prepara la chicha con arroz, leche y vainilla. “Consumir la chicha llanera es motivo de celebración los 24 y 31 de diciembre de cada año”, refirió.

Alegría con sabor criollo

Hay quienes como Ana Fadul, habitante de Barinas, mantienen vivo el recuerdo de la Navidad en su niñez, no solo por el calor familiar, si no por los sabores auténticos de dulces y bebidas: «Recuerdo como si fue ayer cuando estaba pequeña, se respiraba la alegría de Navidad, todo era criollo, los dulces, las hallacas. La abuelita preparaba el ponche y la chicha criolla, el sabor de la chicha era una verdadera delicia», revive aquellos momentos Fadul y admite su preferencia por el ponche crema, otra de las bebidas tradicionales.

Los testimonios de aquellas madres y abuelas que no se dejan vencer por el alto costo de la vida y decidieron ahorrar y comprar ingredientes en meses previos a diciembre o unir esfuerzos en familia, son algunas de las fórmulas posibles para continuar con las tradiciones que cumplen desde hace al menos cinco décadas. Bebidas como el carato siguen presente en la navidad de algunas familias que hoy sobreviven a la compleja crisis humanitaria en Venezuela.

Receta del carato de maíz

1 kilo de harina (1/2 k de maíz)
1 panela de papelón
Agua potable
guayabitas al gusto
canela al gusto
Vainilla al gustoAgua

Preparación

Se pone a hervir una olla de agua y se agrega la panela de papelón con guayabita, vainilla y canela, al gusto. Luego añades lentamente la harina de maíz hasta lograr una mezcla espesa como una masa. Al tener la mezcla lista, se deja reposar y se licúa la cantidad deseada para servir en vasos con hielo y tomar en familia.

(Si la preparas con maíz, pones a soncochar el maíz, para luego molerlo y colarlo con el agua de papelón, previamente hervida. Si es de tu gusto, puedes dejar macerar al menos tres días la masa de maíz molido, para fermentar, antes de endulzar con agua de papelón).

Con información de María Eugenia Díaz, Marieva Fermín, Pedro Izzo, Bianile Rivas y Alexander Olvera

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado