Aumenta consumo de granos por alto costo de la carne en Guárico

Algunos vendedores de San Juan de los Morros señalaron que un kilo de carne oscila entre Bs.220.000 y Bs. 260.000; mientras un kilo de granos se encuentra entre Bs. 40.000 (frijoles) y Bs. 60.000 (caraotas)

81
Los granos se convirtieron en el plato preferido de los venezolanos, asegura vendedor guariqueño. Foto: Pedro Izzo

San Juan de los Morros.- Arroz con lentejas, pasta o sopa de frijoles, estos son platos que hoy frecuentan la mesa de hogares en la capital del estado Guárico, donde en lo que va del 2020, aumentó el consumo de granos debido al alto costo de la carne, que este jueves 16 de enero alcanzó los 250.000 bolívares, equivalente a un salario mínimo.

Un comerciante de San Juan de los Morros, quien pidió mantenerse anónimo por temor a recibir sanciones de la Alcaldía de Roscio, calculó en más de un 60% el consumo de granos con relación a la carne y el pollo. Aseguró que las diferencias notables de precios son el principal indicador para que los jefes de familia lleven en mayor proporción los frijoles, lentejas y caraotas a sus casas.

“En una carnicería cercana tienen la carne en 245.000 bolívares y con esa cantidad te puedes llevar de aquí cuatro kilos de caraotas, que los tengo en sesenta mil”, comentó el vendedor. Añadió que hay buhoneros que ofrecen los granos a menor precio, si el pago es con bolívares en efectivo.

Cuestionó la malnutrición que hay en el país por los elevados precios y bajos salarios de un trabajador. “Los que comían carne hasta cuatro veces por semana, ahora solo comen una vez; mientras que con los granos es todo lo contrario. Antes se comía lentejas o caraotas dos veces por semana, lo mucho; ahora es prácticamente todos los días”, subrayó.

Entretanto, Alexander Barrios, vendedor, aseguró que los granos se convirtieron en el plato preferido de los venezolanos. “Ya muchos no pueden adquirir carne, porque cuesta 220, 260.000; pero, cuando buscas granos puedes encontrar un kilo de frijol en 40.000 y un kilo de caraotas en 60.000 bolívares, es más accesible para el pueblo”, precisó.

Para los habitantes de la capital llanera resulta cuesta arriba cumplir con una alimentación balanceada, cuando hay quienes solo perciben un sueldo mínimo integral de Bs. 450.000 mensual. Al respecto, Carolina Sánchez, comentó que compra frijoles para rendir lo poco que trae la caja del Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap).

“En la casa somos cuatro y la bolsa nos llega una vez al mes. Casi siempre trae tres o cuatro (paquetes) arroz, uno de caraotas; no trae aceite, ni leche, mucho menos carne… Por eso yo agarro y compro mis granos y aliños, los pico bien picaditos y dejo eso asopado para comer con arroz”, relató.

Hay quienes como Magaly de Pozo, tratan de disminuir el consumo de granos por motivos de salud y adquieren el producto cárnico, gracias a familiares que ayudan con los gastos de alimentación, desde el extranjero. “Yo compro carne molida y la rindo con bastante aliño, las hago como carne de hamburguesa y medio kilo me alcanza para cuatro días”, detalló.

LEE TAMBIÉN

CANASTA QUINTA CRESPO | PRECIO DE LA CARNE SUPERA EL SALARIO MÍNIMO

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 0 / 5. Votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

DÉJANOS TU COMENTARIO