26.7 C
Caracas
miércoles, 28 octubre, 2020

Altos precios de las caraotas alejan al venezolano de su plato típico

En Guanare, el kilogramo de caraota negra se consigue hasta en 70.000 bolívares. Fedeagro alega que a la caraota le ha costado sobrevivir porque se ha hecho muy poca investigación y hay desarrollo de variedades

-

Guanare. Los altos precios de las caraotas alejan a los hogares venezolanos de uno de sus más variados platos típicos: el pabellón criollo (arroz, caraotas negras y plátano frito), esa reliquia culinaria que nos ha acompañado a lo largo de nuestra historia, «manteniendo siempre la esencia única y pura del plato nacional por excelencia criolla», como lo reseña el portal Venezuela Tuya.

Por la escasez de granos autóctonos, muy pocos venezolanos consumen caraotas hechas en el país. Las pocas que se consiguen son chinas o nicaragüenses.

En el mercado municipal Simón Briceño, de Guanare, el kilogramo de caraota negra se consigue en 70 .000 bolívares. Los buhoneros las ofertan entre 50.000 y 60.000 bolívares si pagas con dinero en efectivo, costos que comprometen el salario mínimo mensual estipulado en Bs. 150.000.

Ramon Bolotín, director de Leguminosas de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), sostiene que a la caraota le ha costado sobrevivir en estos tiempos porque se ha hecho muy poca investigación y desarrollo de variedades.

«Desde hace 60 años se siembran las mismas variedades Montalbán, Tacarigua. Estas perdieron su potencial genético y sucumben ante las enfermedades tradicionales del suelo», argumentó durante su intervención en el foro agroalimentario de Portuguesa, celebrado en Acarigua Araure con motivo de los 45 años de Aproscello.

El director de Fedeagro recordó que durante la década de los años 60 y 70 Venezuela suplía, con su producción, el consumo nacional. “Éramos siete millones de habitantes y producimos unas 50.000 toneladas del grano: consumíamos hasta siete kilos de caraota por habitante anualmente”.

- Advertisement -

Bolotín precisó que, en Venezuela, la producción actual de caraota está sobre unas 10.000 hectáreas cultivadas. «Anteriormente se registraba un rendimiento de 500 kilos por hectáreas, cifra difícil de igualar o superar por la carencia de buenas semillas e insumos», señaló.

Planes oficiales en cero

El 28 de agosto de 2015, Nicolás Maduro anunció la activación del plan nacional de siembra de caraotas. Prometía que serían cultivadas 75 mil hectáreas: 50 mil para caraotas negras, y otras 25 de frijoles y quinchonchos, en diferentes estados del país.

De acuerdo a la promesa, las entidades de mayores sembradíos serian portuguesa con 16 mil de hectáreas de caraotas, seguido por Guárico con más de 10 mil hectáreas activadas para la siembra de granos.

El mandatario sostenía que con la activación de la producción se podía exportar ese rubro a otros países del Alba y de otros continentes, como el asiático.

Por su parte, Wilmar Castro Soteldo, titular del Ministerio de Agricultura aseguraba contar con todos los insumos necesarios para mantener en marchar todo lo relacionado con la producción nacional de caraotas.

De ese anuncio, hecho en el marco de la celebración de los 10 años del Plan Siembra Petrolera, en el estado Anzoátegui, nada de nada sabe. En los anaqueles no hay granos y los pocos que se consiguen se muestran inaccesibles.

Exquisiteces culinarias

En el estado Lara, las caraotas, que se servían como acompañante de desayunos, almuerzos y cenas, y que al igual que la arepa acompañaba mañana, tarde y noche nuestras comidas, son hoy exquisiteces culinarias. Apenas son parte eventual de desayunos y cenas en algunos hogares.», refiere una nota del diario El Impulso.

En el estado Portuguesa, quienes deseen comerse un pabellón criollo en un restaurante popular tienen que enfrentarse a costos que superan los 80.000 bolívares. «Antes el plato diario en cualquier barrio de Guanare era caraota negra con pasta, ahora ni para el recuerdo», señala Luis Ortega en el mercado municipal .

LEE TAMBIÉN

Empresarios discutieron estrategias para reactivar el aparato productivo en Portuguesa

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado