25 C
Caracas
martes, 27 octubre, 2020

Tuberías rotas mantienen sin agua a tres comunidades de Trujillo

Los habitantes de los sectores San Antonio, Buenos Aires y José Gregorio Hernández del municipio Valera, protestaron para pedir a Hidroandes la reparación de tres tuberías. Tienen más de seis meses dañadas y, como consecuencia, no tienen agua

-

Valera.- Los habitantes de tres sectores del municipio Valera, en el estado Trujillo, cerraron la avenida principal de La Floresta por la falta de agua potable. Denunciaron tener seis meses sin recibir el servicio de manera regular debido a la ruptura de tres tuberías.

LEE TAMBIÉN

¿DÓNDE ESTÁN LOS QUE PARTICIPARON EN EL ALZAMIENTO DEL 30A?

La manifestación comenzó a las 8:00 am y culminó cerca del mediodía de este jueves 31 de octubre, cuando funcionarios de las Fuerzas Armadas Policiales del Estado Trujillo (Fapet) consiguieron llevar dos camiones cisterna de la Hidrológica de los Andes. 

Los ciudadanos de los sectores San Antonio, José Gregorio Hernández y Buenos Aires comentaron que esa solución es momentánea.

 «Los camiones vienen y les llenan a los que protestaron, pero no a todas las casas, porque quieren comida o colaboración. Como mínimo deben hacer ocho viajes y hacen dos. Una persona de la comunidad debe montarse con ellos y prácticamente secuestrarlos para que cumplan», comentó Thaís Peña, una de las afectadas. 

Relató cómo las familias deben recoger agua de lluvia o de la tubería madre rota, que la empresa no ha reparado, pese a haber sostenido innumerables reuniones con representantes del Consejo Comunal.

«Tenemos las casas sin agua, recogemos agua de canales. Aquí hay niños, personas de la tercera edad, discapacitados y no tenemos nada de agua. Pedimos una solución de Hidroandes» reclamó Peña.

Seis meses con problemas de agua tienen los habitantes de tres comunidades de Valera | Foto: María Gabriela Danieri
- Advertisement -

La otra manera de cubrir el déficit de agua es con la compra de agua a camiones privados, pero no todos pueden pagarlos. 

«Cada llenado de tanques nos sale en doscientos mil bolívares. Ya no tenemos plata para eso. El problema del agua cada día es más fuerte, necesitamos una solución. Por eso salimos a la calle, porque no lo soportamos», expresó María Ribas, residente de San Antonio.

Los manifestantes advirtieron que de seguir el problema, si las autoridades gubernamentales no aparecen, volverán a obstaculizar el tráfico en la zona. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado