Trujillo | Comunidad que protestó el #6D denuncia atropello policial

Habitantes del sector El Milagro, en el municipio Valera, denunciaron atropello e intimidación policial después de que se hizo público cómo reclamaron por falta de agua frente a un centro electoral el pasado 6 de diciembre

77
La Policía de Trujillo realizó inspecciones en los locales ubicados frente al centro de votación de El Milagro, en Valera, donde miembros de la comunidad protestaron por falta de servicios | Foto: captura de video vía Diario de los Andes

Valera.- Habitantes del sector El Milagro del municipio Valera, estado Trujillo, denunciaron atropello policial luego de haber reclamado por fallas de los servicios públicos frente a un centro electoral el pasado domingo, 6 de diciembre.

De acuerdo con los declarantes, quienes pidieron reservar su identidad, algunos miembros de la comunidad estaban frente a la escuela y aprovecharon para denunciar la falta de agua ante unos candidatos oficialistas que ingresaron al punto electoral.

“Sinvergüenza, ese no quiere a Venezuela. No hay agua, no hay gas, no hay luz”, les vociferó una mujer a los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). Ese momento quedó grabado en video y publicado en las redes sociales de medios de comunicación digitales.

LEE TAMBIÉN

Guaidó pide convertir colas por gasolina en espacios de protesta contra Maduro

Una comisión de las Fuerzas Armadas Policiales del estado Trujillo (Fapet) llegó horas después y detuvo a dos hombres por el delito de alteración al orden público. Ambos son conocidos en el sector como el Pelusa y el Chote, quienes aparecían en la grabación.

También los arrestaron por consumir bebidas alcohólicas frente al punto de votación, establecido como delito electoral. Ambos, según los vecinos y testigos, quedaron en libertad tras 48 horas de detención.

Cierre temporal de local

No obstante, luego de ese procedimiento, el día martes 8 de diciembre una comisión de la Alcaldía de Valera acudió al sector para hacer una inspección de los locales que rodean el estadio de softbol de El Milagro. En estos se encontraban los ciudadanos que protestaron por la falla de servicios.

Uno de esos locales, otorgados por el Gobierno a emprendedores de la zona, quedó cerrado temporalmente. Sus dueños tuvieron que pagar una multa, presuntamente por venta ilícita de alcohol. Para los habitantes de El Milagro, la respuesta policial es una represalia por las denuncias hechas en un día electoral.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.