Trujillanos celebraron la Fiesta de la Divina Misericordia por una mejor Venezuela

Desde la 1:00 pm de este 28 de abril, los trujillanos católicos celebraron la Fiesta de la Divina Misericordia en los 20 municipios de la región. En Valera, en la avenida Bolívar, oraron en familia, dieron gracias y pidieron porque se supera la crisis en Venezuela

510
Una multitud de trujillanos se reunió en la Avenida Bolívar de Valera y otras localidades para celebrar la Misericordia de Dios. Foto: María Gabriela Danieri

Valera.- Centenares de trujillanos celebraron la Fiesta de la Divina Misericordia, este 28 de abril, como todos los primeros domingos después de la pascua de resurrección de Jesús. En todas las iglesias católicas del estado Trujillo oraron la Coronilla a las 3:00 pm para agradecer y elevar peticiones personales, entre ellas un cambio para el país.

En el municipio Trujillo, las parroquias eclesiásticas se reunieron en el Seminario. En el municipio Valera, 23 iglesias se reunieron en la Avenida Bolívar. Está multitud ocupó tres cuadras, bajo el resguardo de funcionarios de los distintos cuerpos de seguridad, y guiados por el sacerdote de la Iglesia San Juan Bautista, Walkelys Araujo; y el Obispo de la Diócesis trujillana, monseñor Cástor Oswaldo Azuaje.

“Hoy se reúne aquí en Valera un gran número de personas que vienen de distintos lugares porque se celebra la Divina Misericordia, que como dijo el papá es fuente de alegría, es la palabra que revela el misterio de la santísima Trinidad“, expresó el obispo en la homilía.

Foto: María Gabriela Danieri

Azuaje invitó además a creer en Jesús sin haberlo visto y hacer obras en su honor pese a las dificultades. “Jesús Resucitado nos invita a creer en el aunque no lo hayamos visto. Dichosos los que creen y no lo han visto, como nosotros. En los evangelios nos dice donde lo podemos ver: en la eucaristía, en la iglesia, en el hermano necesitado”.

Monseñor expresó la necesidad de profundizar la fe, pese a la crisis. “Venezuela necesita recrearse salir de abajo y nacer de nuevo. Danos un corazón grande para amar y fuerte para luchar. Yo puedo cambiar, nosotros podemos cambiar y puede cambiar para bien de Trujillo y Venezuela. Tú misericordia renueve a Venezuela, repitan conmigo”

Por la familia

Familias completas y grupos religiosos acudieron a la actividad, que culminó pasadas las 5:00 pm sin incidentes. María Lobo, habitante de Plata III, expresó que su presencia en la fiesta era por su confianza en la Misericordia de Dios.

Vengo todos los años porque tengo fe en Jesús de la Misericordia. Pido por la familia y por Venezuela”, expresó la dama.

Petición similar tuvo Nancy Orduz, habitante de La Marchantica. “Vengo a darle gracias a Dios, que está con nosotros y que nos ayude. Es un día especial para él. Claro que le pido por el cambio de Venezuela, para que regresen mis hijos y nietos que están fuera del país“, comentó.

DÉJANOS TU COMENTARIO