Transportistas de Mérida no recibirán más beneficios de la Misión Transporte

meta_valwu

Mérida.- Los transportistas del estado Mérida dejarán de recibir los beneficios que ofrece la Misión Transporte en materia de repuestos en insumos para sus vehículos. Así lo informó Jehyson Guzmán, protector del estado, en su programa radial «Patria que lucha» del pasado jueves 22 de agosto.

La causa de esta medida sería el aumento del pasaje urbano realizado la semana pasada de forma unilateral por los transportistas, así como la eliminación del pasaje preferencial a estudiantes, personas de la tercera edad y discapacitados. Sin embargo, este tipo de pasaje más económico dejó de existir en la entidad desde hace varios años.


LEE TAMBIÉN: 
TELEFÉRICO DE MÉRIDA AUMENTA TÁRIFAS Y SOLO LLEGA HASTA LA CUARTA ESTACIÓN



Guzmán aseguró que no se justifica que los transportistas aumenten el pasaje y amenacen con ir a paro porque el gobierno no incrementa el costo de la gasolina ni de los insumos necesarios para sus vehículos. “No reciben cauchos, ni aceite, ni baterías. ¿Quieren batalla? Nosotros también sabemos pelear y si quieren ir más lejos, más lejos también podemos ir”, aseguró.

Mutismo de los transportistas

Ante el anuncio de esta medida, El Pitazo intentó conversar con algunos conductores del transporte público de la ciudad, pero ninguno de los consultados quiso revelar su nombre. Los voceros del sindicato de transportistas del estado tampoco se han pronunciado sobre la medida anunciada por Jehyson Guzmán.

Un conductor de la Línea Unión, que cubre la ruta entre Mérida y Ejido, aseguró que los insumos y repuestos a precio subsidiado que ofrece el gobierno no llegan con regularidad, por lo que debe comprarlos a precios dolarizados. También se quejó de las colas para surtir combustible que debe hacer día por medio.

«Eso es mentira que el gobierno nos dé todos los repuestos que necesitamos. El aceite para esta buseta lo tengo que pagar en pesos (colombianos). Además, la comida y los demás gastos de uno no nos los regala el gobierno. La comida sube de precio todos los días, pero nosotros aumentamos el pasaje a menos de lo que cuesta un caramelo y entonces lo amenazan y maltratan», dijo el conductor, cuyo nombre prefirió reservar.

Desde hace varios meses se observan en todo el estado colas de autobuses para poder surtir combustible, pero desde la semana pasada son aún más largas. Esto ha incidido en la reducción de unidades de transporte público que prestan su servicio en la entidad, cuyo número ha ido disminuyendo desde hace al menos dos años por distintas razones asociadas a la crisis nacional.

El pasaje urbano en la ciudad de Mérida fue aumentado la semana pasada de 500 a 800 bolívares soberanos para trayectos cortos. Las tarifas del pasaje en otros municipios también fueron aumentadas esta semana.

DÉJANOS TU COMENTARIO