21.7 C
Caracas
domingo, 27 septiembre, 2020

Transporte público recibe gasolina una vez al mes en Trujillo

La escasez de gasolina ha afectado el servicio del transporte público, especialmente durante la cuarentena por el COVID-19. De acuerdo a las líneas que circulan en el municipio Valera, solo tiene acceso al suministro una vez al mes.

-

Valera.- La escasez de combustible ha afectado el servicio del transporte público en el estado Trujillo, especialmente durante la cuarentena para prevenir el COVID-19.

Los conductores de las rutas urbanas y suburbanas, del municipio Valera, reportaron tener acceso a la venta de la gasolina una sola vez al mes.

Consideraron que el suministro es insuficiente y solicitaron a la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Trujillo que les sea permitido llenar sus tanques dos veces a la semana. Esto lo hicieron saber a través de una carta enviada a este organismo el jueves, 13 de agosto.

“Necesitamos trabajar para poder mantener a nuestras familias. Acudimos a usted con el propósito de que nos apoye para que nos surtan de combustible así sea dos veces por semana, por grupos, para poder subsistir y llevar el sustento a nuestros hogares» decía la misiva dirigida a Jean Carlo Delfino, jefe de la Zodi regional.

Hasta este sábado #15Ago no han optenido una respuesta del ente oficial, que desde finales de mayo, de acuerdo a órdenes del gobierno nacional, debía garantizar el 100% del combustible a los trabajadores del volante y asignarles una estación de servicio exclusiva.

LEE TAMBIÉN

Trujillo | Cicpc detuvo a mecánico por grabar video sobre falta de gasolina

Falta de unidades

Esta situación ha traído como consecuencia la falta de unidades para cubrir la demanda de pasajeros y, por ende, se ha puesto en riesgo el cumplimiento de las normas de prevención del virus

- Advertisement -

En las semanas de flexibilización de la cuarentena solo circulan unidades de gasoil. Estas se abarrotan de usuarios, quienes no cumplen con el debido distanciamiento social. 

Los pocos transportistas que trabajan con vehículos de gasolina, dan una o dos vueltas al día y se van a sus casas. De acuerdo a los entrevistados, estos conductores usan el combustible de sus vehículos particulares, que han logrado abastecer en las estaciones de servicio subsidiadas. Laboran para comprar uno o dos alimentos diarios. 

Aumento de las tarifas

Esta reducción en el horario laboral, ha obligado a los conductores a reajustar las tarifas sin una discusión previa con las autoridades.  Las urbanas, que en abril cobraban 10.000 bolívares, ahora piden 20.000 bolívares; y las suburbanas pasaron de 20.000 a 50.000 bolívares. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado