Teleférico de Mérida no llega hasta el Pico Espejo

En plena temporada de nevadas y de vacaciones escolares, el principal atractivo de la ciudad andina no llega hasta su última estación. Ninguna fuente oficial ha indicado la causa, pero trabajadores del teleférico señalan que sería por fallas de electricidad y falta de repuestos

421
No es la primera vez que el teleférico de Mérida, reinaugurado en 2016 tras ocho años en remodelaciones, limita su recorrido hasta la penúltima estación | Foto: María Fernanda Rodríguez

Mérida.- El teleférico de Mérida, el más alto y segundo más largo del mundo, no está llegando actualmente hasta el Pico Espejo, su quinta y última estación, ubicada a 4.765 metros sobre el nivel del mar. La información es suministrada en las taquillas de la primera estación de este atractivo turístico, ya que ninguna fuente oficial ha informado al respecto.

Al preguntar en taquillas sobre la causa de que el recorrido no sea completo, los trabajadores que atienden allí indican que se debe a labores de mantenimiento, pero desconocen cuándo terminarán. Solo se limitan a decir que “por los momentos” el recorrido es solo hasta Loma Redonda, la cuarta estación. La disminución del recorrido lleva ya varios meses.

El Pitazo intentó contactar con alguna fuente oficial en su visita a las instalaciones del teleférico para conocer la causa de esta prolongada situación, pero los mismos trabajadores de taquilla informaron que el gerente no se encontraba en ese momento. Sin embargo, otros trabajadores, cuyos nombres pidieron reservar, indicaron que una de las causas sería la inestabilidad del sistema eléctrico.


LEE TAMBIÉN: 
FALLAS EN SERVICIOS ELÉCTRICO Y DE TELECOMUNICACIONES SE ACENTÚAN EN MÉRIDA



Otras fuentes contactadas por el portal web de noticias locales Comunicación Continua aseguraron que las causas serían la falta de repuestos en algunas piezas claves para el funcionamiento del teleférico.

Fallas reiteradas y prolongadas en una estructura nueva

No es la primera vez que el teleférico de Mérida, reinaugurado el 29 de abril de 2016, después de casi ocho años en remodelaciones, limita su recorrido. En agosto del año pasado, también en plena temporada turística y de nevadas, no llegaba hasta su última estación. En otras ocasiones ha sido cerrado por completo durante largos períodos, sin que ninguna fuente oficial informe sobre las causas.

Asimismo, desde que fue reabierto al público en octubre de 2016, el teleférico ha presentado reiteradas fallas con usuarios a bordo de los vagones. En varias ocasiones los vagones se han quedado detenidos en medio del recorrido debido a fallas de electricidad. El 13 de septiembre de 2017, casi 600 usuarios quedaron varados por más de ocho horas en varios tramos del recorrido debido a un corte de energía eléctrica que afectó a la ciudad.

Corrupción, demora y fallas en la remodelación

Una investigación de Runrunes, publicada en septiembre de 2016, reveló corrupción en la remodelación de este teleférico, además de incumplimientos en los tiempos de entrega establecidos en los contratos hechos con las empresas encargadas de la obra, así como fallas en la calidad.

Actualmente, el precio del boleto para llegar solo hasta la cuarta estación es de 13.000 bolívares soberanos para adultos y 10.4000 bolívares para niños hasta los 12 años de edad.

DÉJANOS TU COMENTARIO