20.8 C
Caracas
lunes, 21 septiembre, 2020

Tachirenses intentan impedir que escuelas sean refugios de migrantes retornados

En al menos cinco puntos del estado Táchira los vecinos han salido, este jueves 9 de abril, a las inmediaciones de unidades educativas con el fin de evitar que sean utilizadas como refugios de migrantes

-

Táchira.- Para impedir que puedan ser utilizadas como refugios de migrantes que retornaron por la frontera, vecinos de distintas zonas del Táchira han salido a oponerse y soldar los portones de escuelas, pues consideran que es riesgoso para las comunidades tener a quienes regresaron al país. 

En la escuela Manuel Felipe Rugeles, ubicada en la avenida Rotaria de San Cristóbal, llegaron civiles a intentar abrir el portón, según indicaron, porque sería usado como albergue de migrantes, por lo que la comunidad salió para impedirlo. Entre gritos, insultos y empujones, los residentes del sitio impidieron que los visitantes entraran a la institución. Para asegurar el sitio, soldaron el portón. 

LEE TAMBIÉN

VECINOS DE PACIENTES CON COVID-19 DENUNCIAN DISCRIMINACIÓN EN COMERCIOS DE MARGARITA

Por la misma oleada de rumores, allí en la avenida Rotaria, también salieron vecinos a soldar el portón del Grupo Escolar Alianza, pues han observado la presencia de personas ajenas a la comunidad recorriendo las calles del barrio Alianza. “Ayer —8 de abril— llegó gente al barrio y veían por las ventanas de las casas desocupadas. Llamamos a Protección Civil para que nos ayudaran y se fueron, no sabemos si son migrantes, pero no queremos un foco de contaminación en nuestra comunidad porque hemos cumplido la cuarentena al pie de la letra”, indicó Génesis Zerpa. 

A la cercana escuela Rita Elisa Medina, en La Concordia, le hicieron la misma soldadura en la puerta de ingreso. De igual manera, en la escuela La Providencia de Zorca, tras el rumor de que la instalación sería usada como refugio, los vecinos salieron y estuvieron por horas parados en la puerta de entrada cuidando que nadie entrara.

Según información de personas en el sitio, llegó una comisión de salud Barrio Adentro, junto a las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) y el Comando Nacional Antidrogas y Secuestro (Conas), quienes alegaron que iban a hacer unas pruebas rápidas en el sector y que la escuela no iba a ser utilizada por ahora como albergue. Sin embargo, la comunidad soldó y selló el portón. En el barrio Genaro Méndez levantaron las alcantarillas para evitar el tránsito de vehículos por la zona y proteger la escuela. 

Frontera en alerta

- Advertisement -

En Rubio, en el municipio fronterizo Junín, dispusieron del Instituto Pedagógico Rural Gervasio Rubio (Upel) para albergar migrantes, lo que generó que en otras zonas rurales cercanas tomaran previsión en caso de que también pudiesen ser habilitadas como refugios de migrantes para la cuarentena que cumplirán los venezolanos que regresaron a Venezuela por la pandemia de COVID-19.

Desde la noche del 8 de abril, vecinos de Pata Gallina, vía Rubio, mantienen vigilancia en la Unidad Educativa Estadal Dr. José Abel Montilla; para ello establecieron horarios para supervisar la institución y evitar que sea tomada. 

A pocos kilómetros de distancia, en el sector El Pueblito, kilómetro 5 vía Rubio, la comunidad trancó la calle principal, levantó las alcantarillas y atravesó ramas para que ningún vehículo pueda pasar y así evitar el ingreso de vehículos con migrantes. 

Así mismo, en El Palotal, municipio Pedro María Ureña, las personas rompieron el toque de queda y la cuarentena y cerraron la vía que comunica con San Antonio del Táchira, zona a donde llegan los migrantes, pues alegaron no querer presencia de personas ajenas al pueblo. 

Al Táchira por la frontera han ingresado 3.974 personas, según informó Freddy Bernal, enlace de Nicolás Maduro en el estado, a través de contacto telefónico en un programa de radio. De ellas, mil esperan en el terminal de pasajeros de San Antonio para ser movidas a refugios de migrantes o Puntos de Asistencia Social e Integral (Pasi). 

Imágenes de Sumarium

3/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado