26.7 C
Caracas
domingo, 26 junio, 2022

Táchira | Vecinos hicieron una cadena humana para salvarse en inundaciones de Zorca

La lluvia durante la noche del 10 de noviembre causó inundaciones en Zorca, estado Táchira. Los vecinos de la zona hicieron una cadena humana y se amarraron a las ventanas para evitar ser arrastrados por el agua

-

Táchira.- Cuando las precipitaciones empezaron, Manuel, conocido como “el de la casa de los refrescos”, sacó su carro de la casa por temor a que ocurriera una tragedia, pues el nivel de agua de la quebrada estaba aumentando. Cuando volvió a su casa se percató que ya había agua en su hogar, al pensar en sus vecinos, la mayoría adultos mayores con hijos que emigraron, fue a decirles que se fuesen todos a otro sitio, lejos de donde podría pasar una tragedia.

“No voy a dejar mi casa”, era la respuesta de los vecinos. Nadie quería dejar su hogar solo y menos salir con el aguacero que caía. “Yo sabía que algo iba a pasar, ya había demasiada agua y nadie se quería ir. Yo si me iba así que como pude busqué cuerdas del taller mecánico y amarré a la gente. Ya el agua nos llegaba casi por la rodilla así que para evitar cualquier tragedia los amarré e hice una cadena humana para que no fuesen arrastrados por la corriente” relató el hombre.

LEE TAMBIÉn

Resumen | Daños que dejan las lluvias en más de cinco entidades del país

Con las cuerdas al rededor del cuerpo de las personas con nudos en las ventana fue la única opción que vio posible. En las casas donde había más de una persona los hizo hacer una cadena humana para que se apoyaran los unos a los otros en caso de que pudiesen perder el equilibrio.

Tan solo pudo llevarse a un vecino de 85 años, quien producto de problemas en la próstata y en la columna utiliza andadera. Los demás no quisieron salir de sus viviendas. Al término de las precipitaciones y cuando bajó el nivel de agua, aunque con golpes por pegarse contra las paredes y puertas, todos los vecinos estaban en sus casas.

Los testimonios de quienes vivieron horas de terror son dramáticos. Vieron con horror y asombro carros, neveras, lavadoras y motos rodar en el agua. El lodo llegó a las camas, cocinas y demás electrodomésticos. Durante dos horas de lluvias el servicio eléctrico estuvo intermitente y al amanecer sacaron de sus casas todo el barro que pudieron, pero no les fue posible limpiar, pues desde el 3 de noviembre no tienen agua por tuberías.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a