Táchira | Policía detiene a anestesióloga y enfermera por presunta reventa de medicamentos

La Policía del Táchira detuvo la tarde del 31 de mayo a una médico anestesióloga y una enfermera del Hospital Central de San Cristóbal por presuntamente vender los insumos del centro asistencial a los pacientes

345
Las dos funcionarias fueron detenidas por el supuesto delito de peculados de uso | Foto: PoliTáchira

Táchira.– Por los presuntos delitos de peculado de uso propio y obtención ilegal de lucro, fueron detenidas dos trabajadoras del Hospital Central de San Cristóbal, estado Táchira, la tarde de este 31 de mayo. Ambas tenían orden de captura tras el avance en las investigaciones sobre la sustracción de insumos. 

La enfermera, de 42 años, era la coordinadora del pabellón y la médico, de 56 años, la jefe de anestesiología y según el reporte policial, sustraían los insumos de la farmacia del Hospital Central y los vendían en pesos colombianos a los pacientes, a quienes previamente les informaban que no estaban disponibles en el centro asistencial para que cancelaran en moneda extranjera a un tercero. 

Supuestamente hace pocos días habrían sustraído un kit de laparotomía sin ningún tipo de control y luego lo vendieron a los familiares de un paciente, situación que luego fue denunciada por los afectados. 

El pasado 27 de mayo fue detenido un auxiliar de enfermería por la sustracción de medicamentos del pabellón del Hospital Central y su comercialización. Luego de la declaración ofrecida por el primer detenido, el Tribunal pidió a estas dos que fuesen a declarar y emitieron orden de captura contra esas dos personas. 

LEE TAMBIÉN

Infectólogo Julio Castro denuncia estafa con venta de combos anti-COVID-19

Según pudo conocer El Pitazo, cuando algún paciente requería cirugía, hacían la lista de insumos y medicamentos para que ellos los buscaran en la farmacia del hospital, posteriormente cuando los solicitaban les informaban que no había y le daban el contacto de una persona que podía vendérselos. Posterior a ello, el intermediario conseguía los supuestos medicamentos que faltaban pero les solicitaban los récipes, que a su vez eran llevados a la farmacia, así que no existía ninguna irregularidad administrativa porque simulaban entregarlos directamente a las familias, pese a que realmente estaban pagando por ellos. 

Las investigaciones de Contraloría, Ministerio Público y la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) aún está en vigencia. Además de la sustracción de medicamentos, las autoridades también indagan sobre el supuesto cobro de intervenciones quirúrgicas dentro del Hospital Central haciendo uso de los aparatos e instrumentos pertenecientes al centro asistencial. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.