Sospechoso de femicidio en Mérida está prófugo de la justicia

Rosimar del Valle Zambrano Uzcátegui, de 29 años de edad, fue degollada la madrugada del domingo 20 de junio en su residencia. El principal sospechoso, quien fuera su pareja, está prófugo de la justicia. Este sería el octavo femicidio cometido en Mérida en lo que va de 2021

370
Rosimar del Valle Zambrano Uzcátegui, de 29 años, fue encontrada degollada en su vivienda por una sobrina la mañana del 20 de junio. Minutos antes su pareja se había ido del lugar. Foto: cortesía Diario Pico Bolívar.

Mérida.- La mañana del domingo 20 de junio,  Rosimar del Valle Zambrano Uzcátegui fue encontrada sin vida por una sobrina en el interior de su vivienda. La víctima, de 29 años de edad, tenía una herida abierta en el cuello y yacía en su cama. El hecho ocurrió en Santa Elena de Arenales, municipio Obispo Ramos de Lora del estado Mérida.

La minuta emitida por el Eje de Investigación de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de El Vigía, municipio Alberto Adriani, señala a Jesús Rodríguez como principal sospechoso del femicidio. Este hombre, según el relato de la sobrina de Zambrano a los policías, era la actual pareja de la víctima. La sobrina de ella lo vio salir de la casa de su tía minutos antes de encontrar su cadáver.

Huyó en una moto

La testigo dijo a los funcionarios policiales que en horas de la noche del sábado, 19 de junio, escuchó que su tía estaba discutiendo con Rodríguez, y en horas de la mañana del día siguiente vio que este salió de la casa y abordó su moto, de color azul, llevando consigo un bolso. Cuando le preguntó para dónde iba, el sospechoso le dijo que a trabajar en una finca y que su tía estaba durmiendo. Al ingresar a la vivienda, la joven encontró a la víctima muerta en su cama.

LEE TAMBIÉN

Policía detiene a hombre por abuso sexual a niña en Ciudad Bolívar

La comisión policial que acudió al lugar de los hechos recolectó muestras de sangre y la ropa de la víctima como evidencias para las correspondientes investigaciones. En la referida minuta tipifican el delito como femicidio, contemplado en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida libre de Violencia.

El Pitazo pudo conocer a través de personas allegadas a la víctima que esta dejó dos hijas huérfanas. Este sería el octavo femicidio cometido en Mérida en lo que va de año. El anterior ocurrió en Tovar el pasado 11 de junio.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.