Solo ocho gandolas surten de gasolina al estado Trujillo

Voceros de la Empresa Nacional de Transporte de Pdvsa informaron que la región es surtida de combustible con ocho gandolas. En enero, la Zodi Trujillo explicó que se necesitaban 25 unidades para normalizar la distribución

593
Usuarios hacen colas para llenar sus tanques de combustible. Foto María Gabriela Danieri

Valera.- Las colas en las estaciones de servicio han comenzado a aumentar durante este mes de abril en el estado Trujillo. Los usuarios esperan periodos de entre 40 a 60 minutos para poder llenar sus tanques, debido a la escasez de combustible.

El gerente de la Empresa Nacional de Transporte de Pdvsa en la región, Carmelo Peligra, informó a medios regionales que en la actualidad había ocho gandolas para la distribución de gasolina en más de 70 estaciones de servicio.


LEE TAMBIÉN: 

JUEZ ESPAÑOL ABRIÓ MACROCAUSA POR CORRUPCIÓN EN PDVSA

Peligra manifestó que estaba cubierto el territorio, en especial en el Eje Panamericano y Boconó.

“Tenemos Los Silos, Libertad, Agua Viva, La Ceiba, Pitijoj, La Victoria, que son estaciones que nos están prestando un servicio en el Eje Panamericano. Tenemos también cubierta la zona de Boconó con la estación de servicio Vizcano, Samán de Boconó y una tercera; y tenemos cubierta Valera en su plenitud”, aseveró el 16 de abril.

Se necesitan más

Hace cuatro meses, el jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral Trujillo (Zodi), José Gregorio Laya, manifestó que para normalizar la distribución de gasolina eran necesarias 25 unidades, pero en ese momento contaban con 17.

A mediados de abril, este número se redujo a la mitad, por lo cual se vuelven a apreciar colas en las estaciones de servicio.

En un recorrido por cuatro gasolineras, el equipo de El Pitazo observó cola en dos, pues las otras dos se encontraban cerradas y a la espera del despacho de combustible.

En conversación con un trabajador de la estación de servicio Las Mercedes, ubicada frente al mercado municipal de Valera, se conoció que esta recibe la gandola con uno o dos días de por medio y el combustible dura por unas dos horas, dependiendo de la cantidad de usuarios.

“Nosotros recibimos la gandola en la noche y despachamos durante la mañana. Aquí se acaba en dos horas, pero a otras bombas les ha llegado y los carros se van para allá”, comentó el bombero.

A las 10:30 am, esto ocurrió en la estación de servicio de La Plata, donde los usuarios, quienes tenían 20 minutos en la fila, tuvieron que retirarse porque el surtidor quedó vacío.

DÉJANOS TU COMENTARIO