29.4 C
Caracas
miércoles, 21 octubre, 2020

Repunte de escasez de gasolina obliga a trujillanos a amanecer en colas

Las estaciones de servicio del estado Trujillo, principalmente en los municipios Valera y Carvajal, vuelven a mostrar largas filas de vehículos desde el amanecer hasta el anochecer. La cuota de combustible para la región se redujo a casi 300.000 litros diarios

-

Valera.- Los usuarios de las estaciones de servicio localizadas en los municipios Valera y San Rafael de Carvajal vuelven a pernoctar para abastecerse de gasolina. Este jueves 3 de octubre reportaron pasar hasta tres días en las filas debido a la poca cantidad de combustible que ingresa diariamente al estado.

A principios de año, la asignación de combustible para la región era mayor a un millón de litros diarios. Sin embargo, con el paso de los meses, Pdvsa la ha reducido a solo 300.000 litros, equivalentes a unas ocho gandolas, todas destinadas a unos 50 establecimientos en el territorio.


LEE TAMBIÉN: 

AGRUPACIÓN TEATRAL DE VARGAS REALIZA TEMPORADA EN SALA PREMIUM LOS NARANJOS





En anteriores declaraciones, la Zona Operativa de Defensa Integral Trujillo detalló que para normalizar el suministro debía haber 25 gandolas diarias. Recientemente había cerca de 20, pero ahora hay menos de la mitad de esa cifra.

Trasnochos y sacrificios

«Aquí tengo tres días en la cola debido a la escasez. No han vuelto a llegar gandolas continuas como antes. Debe ser que tienen problemas en la planta o no sabemos lo qué está pasando. Aquí estamos aguantando. Tres días de trasnochos, sin comer bien, sin trabajar», declaró Jhony Cardozo, quien se encontraba a 20 carros de ingresar a la estación de servicio La Esperanza.

Otros prefieren no pasar la noche fuera de su casa, pero madrugan para conseguir un puesto. Ese es el caso de Antonio Ocanto, habitante de La Beatriz, quien pasó cinco días para poder llenar su tanque.

Los conductores pasan hasta 72 horas en las colas para poder recargar sus vehículos de combustible | Foto: María Danieri

«Vine el domingo y no conseguí gasolina. El lunes no pude hacer cola, pues estaba ocupado. El martes hice cola y tampoco pude echar gasolina. Ayer fui a la estación del Punto de Mérida y tampoco, me estuve hasta las tres y hoy me vine a la una de la mañana a esta. Ya gracias a Dios voy a entrar, pero ha sido una odisea» relató Ocanto.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado