Pacientes renales protestaron en San Cristóbal por apagones

54

San Cristóbal.- Tan solo en un centro de diálisis, 80 pacientes no tuvieron su hemodiálisis por los constantes apagones, razón por la que salieron a las inmediaciones a cerrar la vía pública con sillas y pancartas, exigiendo que algún organismo les ayude a garantizar la electricidad o las condiciones para mantenerse con vida.

Con carteles que tenían mensajes de “ayuda a la diálisis” y “queremos luz, necesitamos dializarnos” estuvieron en las calles adyacentes al centro de diálisis Los Andes, ubicada en Barrio Obrero. “No tengo diálisis, no tengo esperanza de nada. Si me voy a morir por las toxinas prefiero morirme protestando que encerrada en mi cada” dijo Teresa Ramírez en la protesta.


LEE TAMBIÉN: 

JUAN GUAIDÓ: «ES MOMENTO DE REUNIFICAR FUERZAS PARA  ENFRENTAR A LA DICTADURA»

Allí, Alirio Berbesí de 74 años explicó que los pacientes renales durante el último mes han sufrido por los apagones pues a diario algún turno se ve afectado sin electricidad. “Muchas veces los conectan a uno y luego quitan la luz y quedamos a mitad de camino. Además que no tenemos las horas que requerimos de hemodiálisis, siempre nos vemos afectados porque en los apagones esperamos un rato pero finalmente nos desconectan porque no llega la luz. Eso es injusto. Hoy es lunes, ya perdí mi turno y quiere decir que hasta el miércoles no volveré, vendré lleno de toxinas y con la esperanza de estar vivo, porque un día sin diálisis es un día menos de vida” explicó Berbesí.

A esta unidad de diálisis la empresa de música Crazy Music le presta una planta trifásica, que es la que requieren para las máquinas, sin embargo producto del apagón y en consecuencia por las fallas en las comunicaciones, no pudieron llamar al encargado o hablar con él para pedirle nuevamente ayuda. También Protección Civil les prestó una planta durante el primer apagón, sin embargo al momento de encenderla se quemó y quedó inhabilitada.

Pese a que en San Cristóbal está fallándole el suministro de agua potable, la alcaldía les ha garantizado las cisternas necesarias, sin embargo aunque tengan agua no logran cumplir sus tratamientos. En Táchira hay cuatro unidades de diálisis en las mismas circunstancias pues ninguna cuenta con planta eléctrica para garantizar las sesiones a diario.

A las 12 del mediodía del 1 de abril, comunidades del estado andino cumplieron hasta 28 horas sin electricidad.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.