23.9 C
Caracas
miércoles, 28 octubre, 2020

Profesores de la ULA Trujillo van a dar clases por sus estudiantes

El Núcleo Universitario Rafael Rangel, de la Universidad de Los Andes en el estado Trujillo, actualmente analiza la mejor manera para reiniciar las actividades académicas de manera semipresencial y virtual. Pese a las adversidades presupuestarias y salariales, los profesores van a dar clases

-

Valera.- Los profesores del Núcleo Universitario Rafael Rangel de la Universidad de Los Andes (ULA), en el estado Trujillo, están dispuestos a dar clases de manera virtual, presencial o semipresencial, por el bienestar de la academia y sus estudiantes.

Esto sin ignorar las exigencias hechas por la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV) y particularmente de la Asociación de Profesores de la ULA (Apula) al Ministerio de Educación Superior, sobre las condiciones mínimas para el reinicio de actividades. Planteado en el transcurso de septiembre y octubre, en medio de la pandemia por el COVID-19.

Una posición de resistencia

Teresita Jiménez, profesora y coordinadora de la carrera de Comunicación Social del Nurr, aseveró que dar clases, pese al déficit presupuestario, bajos salarios y dificultades tecnológicas, es sinónimo de resistencia y oposición al régimen.

“Lo que me anima a estar pegada de ese tablero, donde le explico a mis alumnos, va más allá de ese sueldo mísero que percibo. Ciertamente no hay condiciones tecnológicas, ni académicas, para irnos a unas clases virtuales. Eso lo admito y respaldo la postura gremial de algunas autoridades, pero aún así, yo doy clases, porque no soy quien va a defraudar a esos jóvenes que apuestan por el país” dijo Jiménez, vía telefónica a El Pitazo en la tarde de este jueves, 17 de septiembre.

No obstante, reanudar las actividades también implica un reajuste del funcionamiento de la universidad. De esta manera lo considera Kabir Mendoza, profesor y representante de la dirección de asuntos estudiantiles en Trujillo.

LEE TAMBIÉN

Maestros de Mérida rechazan reinicio de clases semipresenciales

“La universidad debe hacer ajustes y mantenerse activa, sin olvidar el sentido de lucha ante esta situación de asfixia a la autonomía. Se debe exigir al gobierno un presupuesto justo, cónsono, o que libere las opciones para que la universidad pueda dar pasos hacia la autogestión” expresó Mendoza, vía telefónica.

- Advertisement -

En ese sentido, la academia trujillana, en sintonía el Consejo Universitario, creó unas comisiones para adecuarse a esta realidad y se espera, que en el trascurso de esta semana, el Consejo de Núcleo establezca los términos en los cuales se va a retomar las clases bajo las distintas modalidades.

Definirán puntos no solo académicos o técnicos, sino administrativos, pues la universidad necesita resolver otros asuntos como: concursos para puestos vacantes, graduaciones o inscripciones.

La mayoría de profesores que siguen en las aulas tienen sobrecarga de horarios y de funciones, debido a la deserción de sus colegas en los últimos 10 años.

Solamente en la carretera de Comunicación Social, de acuerdo a la profesora Jiménez, de siete profesores, desde el 2018, quedan tres activos. Pese a esto, prevalece su sentido del deber y una oposición a un posible paro.

Descartado un posible paro

«Lamento discernir del gremio, aún cuando hayan expuesto razones valederas, pero en esas condiciones, es posible estar con los estudiantes y es posible salvar la universidad» dijo Jiménez.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado