Profesores de la ULA Trujillo rechazan negociación “politizada” de convención colectiva

La Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes, de Trujillo, encabezada por Johny Humbría, denunció que la discusión de la cuarta convención colectiva es politizada, injusta e unilateral. Además de imponer salarios insuficientes

160
Profesores de la ULA Trujillo también fijaron posición en contra de la discusión unilateral de la convención colectiva | Foto: archivo María Gabriela Danieri

Valera.– Profesores de la Universidad de Los Andes (ULA) en el estado Trujillo manifestaron su rechazo a la negociación de la cuarta convención colectiva que inició el pasado 28 de mayo en Caracas. 

Johny Humbría, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula), seccional Trujillo, calificó este proceso de politizado, unilateral e injusto, pues pretende imponer la ideología del gobierno de turno y socavar la autonomía universitaria.

“Ese tipo de negociación está dejando por fuera a más de 45.000 profesores que forman parte de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv) y solo considera la gente congregada en la Federación Bolivariana de Trabajadores Universitarios (FTUV), que está afilada al gobierno”, declaró Humbría este martes, 8 de junio.

Johny Humbría, presidente de la Apula-Trujillo, declaró que es una negociación politizada | Foto: captura de video

Salarios no acordes 

En ese sentido, el representante del gremio regional explicó que en esta mesa de discusión pretenden aprobar un tabulador salarial no acorde a la realidad económica del país.

Explicó que a principios del milenio el salario de un profesor oscilaba de 600 a 2.600 dólares, pero en la actualidad está entre 5 y 9 dólares. Si se incluyen algunas primas podría llegar a 14 dólares.

No obstante, lo que más preocupa a los docentes universitarios es el control que pretende ejercer el Ministerio para la Educación Universitaria sobre funciones correspondientes a las administraciones de cada casa de estudio. 

“Se le está otorgando todo el poder para que sigan destruyendo las universidades. Ese proyecto establece un modelo de imposición de una ideología política, que habla del ideario bolivariano y chavista. Quieren convertirnos en un apéndice de la universidad socialista”, finalizó Humbría. 

Vale señalar que esta discusión del contrato colectivo ha sido rechazada por universitarios de todo el país,  porque la consideran una violación a la Ley de Universidades y también a las normativas laborales. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Súper aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.